La nostalgia del adiós

La nostalgia del adiós

Estuvimos poco retirados, pero nos dicen que hubo amagos de pucheros y ojos acuosos y ya por el audio, percibimos expresiones como quebradas, en un co

Rendición de cuentas
Persistencia, es la palabra
Cargadas las baterías

Estuvimos poco retirados, pero nos dicen que hubo amagos de pucheros y ojos acuosos y ya por el audio, percibimos expresiones como quebradas, en un contexto de contenida emoción y de nostalgia, con sentido mensaje de agradecimiento de parte de ella y de amplio reconocimiento de parte de él.

Nos referimos al presidente Enrique Peña Nieto, quien este próximo entrega la banda presidencial rediseñada y a la gobernadora Claudia Pavlovich, quienes encabezaron relajado evento de entrega de obras de modernización de la carretera de cuatro carriles, donde prevaleció un ambiente nostálgico propio del adiós, al protagonizar la última gira del político mexiquense por Sonora como titular del Poder Ejecutivo Federal.

Tal como ocurre siempre, de lejos oteamos a quien el sábado formaliza su mudanza de Palacio Nacional y de Los Pinos, pero que este martes se ocupó de entregar la obra insigne de su administración en territorio sonorense, que con un avance del 94 por ciento, requirió de una inversión de casi 21 mil millones de pesos y cuyos 30 kilómetros restantes quedarán listos en dos meses, con licitaciones ya adjudicadas y recursos ya presupuestados.

Las obras entregadas en el entronque del libramiento Ciudad Obregón y carretera a Hornos, incluyen ese tramo de 35 kilómetros que saca el tráfico pesado de la mancha urbana de esa cabecera municipal, y la modernización de los libramientos de Magdalena y Guaymas, con 12 kilómetros y 22 kilómetros respectivamente.

Javier Hernández Armenta

Expresivo y notoriamente emocionado, Peña Nieto no escatimó palabras de elogio a la gobernadora de Sonora, de quien destacó como la única mujer gobernadora del país y su eficaz colaboración en retos conjuntos que en los últimos tres años permitieron la ejecución de obras de infraestructura de alto impacto en materia de salud, educación y para el desarrollo económico, para beneficio de Sonora y de los sonorenses.

De igual forma, la gobernadora fue puntual en señalar las diversas acciones e inversiones realizadas en su administración que sin el apoyo federal no se hubieran realizado, en el marco de un mensaje afectivo para quien de acuerdo a sus palabras, fue aliado de los sonorenses en los esfuerzos por elevar la calidad de vida de la gente de esta entidad.

“Me siento muy satisfecha por tenerlo aquí, por todo el trabajo que usted ha hecho por mi estado, por los mexicanos; sé que a veces las relaciones entre los gobiernos federales y los estados no son fáciles, pero usted presidente siempre ha sido un hombre muy respetuoso, un hombre cálido que siempre me ha sabido escuchar y ha sabido escuchar la voz de los sonorenses”, señaló.

Quizás porque son los últimos alientos del sexenio, porque ahora los elementos del Estado Mayor orquestaron un operativo de seguridad inéditamente relajado, aunque eso sí no nos atrevimos a probar lo contrario y más bien tal percepción se deriva de la libertad de movimientos que tuvimos incluso fuera del tradicional corralito de la ignominia.

Darío Figueroa Navarro

En primera fila el gabinete legal y ampliado y por supuesto, el pleno de los delegados federales que en estos momentos desalojan sus espacios de trabajo porque también el sábado entregan sus bártulos a los representantes de MORENA y de Andrés Manuel López Obrador.

Muy ocupado en aspectos técnicos de la agenda presidencial y del evento, el director del Centro SCT, Javier Hernández Armenta, así como el delegado de Gobernación, Wenceslao Cota Montoya, tocándonos divisar también a su homólogo de la PGR, Darío Figueroa Navarro; el de Diconsa, Carlos Millán y más allá los titulares del Poder Legislativo y Judicial, Jesús Alonso Montes Piña y Francisco Gutiérrez Rodríguez, respectivamente.

En primera fila la diputada federal Irma Terán, así como el contralor Miguel Angel Murillo; el titular de SIDUR, Ricardo Martínez Terrazas; Don Javier Robinson Bours Almada, siempre flanqueado por sus hijos, el regidor del ayuntamiento de Cajeme, Rodrigo y el empresario político, Ricardo, divisando también entre el gentío a los exdiputados, Kiky Díaz Brown y Omar Guillén; al líder campirano Juan Leyva y al dirigente de la CTM, Javier Villarreal.

Irma Terán y el presidente

En el presídium, cual debe, el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal y más acá el titular de la SEDESSON, Alejandro Corral; la alcaldesa de Granados, Lupita Amavisca y el empresario, tocayo y paisano, Samuel Fraijo Flores.

Pues ya Peña Nieto concluye su gestión y con él se va una buena temporada para Sonora que incluso tuvo buenos momentos durante los últimos tres años del corrupto gobierno de Guillermo Padrés, pero que poco se reflejaron en la calidad de vida de la gente, porque como se sabe todo recurso federal que pasó por la licuadora padrecista fue objeto de vulgar rebatinga.

Por cierto, la mala noticia es que si Padrés y su pandilla consiguen 140 millones de pesos o una fianza que respalde dicho monto como garantía, ese nefasto personaje podrá enfrentar el proceso judicial en libertad, sujeto a medidas cautelares como ir a firmar a juzgados, atender citatorios y portar un brazalete que ofrezca datos sobre su ubicación, con prohibición expresa de abandonar el país.

No faltan los que refunfuñan sobre presuntas fallas en la integración del expediente y que por ello ese ratero está por quedar libre, cuando la verdad es que esos dos años de bote fueron producto de un buen trabajo de investigación y efectiva aportación de pruebas por parte de las fiscalías del Estado y la Federación y que la eventual libertad que logre, será porque su carísima defensa recurrió a opciones que ofrece la ley para esos efectos.

La alcaldesa de Granados Lupita Amavizca con Peña Nieto

Si lo logra no es porque sea inocente y no se robó tanto dinero de los sonorenses, sino que dispone, él o sus compinches, del dinero para pagar lo fijado por el juez, tramite demorado porque según esto, ni Padrés ni su familia disponen de esa cantidad y por eso ya Antonio Lozano anunció que apelará al respecto para que el monto sea reducido.

Como sea, muy mala noticia para los sonorenses y peor será que de pronto nos topemos con su repelente presencia y además tener que aguantar el triunfalismo de quienes junto con él, desfalcaron el erario de la entidad y que de igual forma andan por ahí tan campantes gracias a sus efectivos cabildeos en instancias del Poder Judicial Federal y a sus sobrados recursos financieros para que la maquinaria de la “justicia” gire a su favor.

Pues nuestra cobertura a la gira presidencial evitó que atendiéramos la comparecencia del Auditor Mayor del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización, Jesús Ramón Moya Grijalva, de quien de todas formas nos fue enterado, que como fue fácilmente prospectado, ratificó su capacidad de comunicación y su conocimiento en las tareas para las que rindió protesta, para en resumen cumplir de forma exitosa con ese trámite frente al pleno de la 61 Legislatura.

Jesús Ramón Moya Grijalva

Más que nada guiados por dichos y percepciones; ignorantes del ámbito de facultades del ISAF; especulaciones y guiados por intereses políticos y sin tener idea de los procesos de fiscalización previstos por la ley, los cuestionamientos de algunos representantes populares fueron respondidos puntualmente e incluso fueron requeridos para que hagan su chamba para que el organismo autónomo tenga dientes más cortantes, resultando una vacilada las estupideces relativas a presuntas irregularidades durante su paso por la dirección administrativa del Congreso del Estado.

De plano se vio hasta abusón el Moya frente a un conglomerado de diputadas y diputados mayormente bisoños y carentes de conocimientos básicos en la materia y por eso confundieron la magnesia con la gimnasia en repetidas ocasiones y pretendieron imponer criterios políticos facciosos a asuntos tan exactos como lo es la técnica contable y sobre todo, tratándose de un profesional probo por los cuatro costados como lo es el Contador Mayor del ISAF.

En fin, el compareciente los arropó con un altero así de datos que respaldan y fundamenten diversos resolutivos y dictámenes sobre procesos de fiscalización de la administración estatal y su concurrencia en la administración federal, tocándole hacer lo mismo poco después al titular de Economía, Jorge Vidal Ahumada, quien con datos, cifras e información irrefutable, desmintió las convenencieras peroratas catastrofistas particularmente del PAN respecto a que la franca tendencia a la mejoría de la economía sonorense es todo lo contrario.

Jorge Vidal Ahumada

Ya en otra entrega abundaremos en las comparecencias de ambos personajes, ya que en los dos casos hay elementos muy ilustrativos para bordar sobre ellos, ejercicio que también deberían de hacer diputadas y diputados para que a la otra no hagan tanto el ridículo.

Y andábamos por rumbos de Ciudad Obregón cuando fuimos enterados del fallecimiento del maestro Héctor Parra Enríquez, a quien nos tocó tratar y honró conocer desde por allá a principios de los años 80, siempre como un funcionario y político de carácter, honesto y leal. A su familia nuestra más comprometida solidaridad y afecto.