Horas duró la huelga en Tamaulipas y la CNTE ¡Lo que quiera!

Horas duró la huelga en Tamaulipas y la CNTE ¡Lo que quiera!

Por fin concluyó el festival Alfonso Ortíz Tirado en Álamos, evento que jamás me ha simpatizado

Niña de 13 años y su bebé murieron durante cesárea
El manto de la impunidad cubrirá a Raúl Ramírez
3 y un tercio de candidato ¿es todo lo que hay para dirigir al país?

Juana María Olguín

Por fin concluyó el festival Alfonso Ortíz Tirado en Álamos, evento que jamás me ha simpatizado. Cuando nació hace muchos ayeres, funcionarios de Casa de la cultura Hermosillo y sus cónyuges anduvieron por allá y sus versiones de lo que hicieron y deshicieron me dejaron ciscada, palabras más palabras menos, describieron aquello como un bacanal. No hablaron de presentaciones, artistas, solo de alcohol y alcohol. Sus imágenes cínicas son la cara que se ha perpetuado por siempre.  

Cada año cuando inicia y concluye esa actividad artística, tan lejos de la mirada, los oídos y el tacto de miles de sonorenses solo me quedo con la duda de para cuánto alcanzaría ese presupuesto millonario que se gasta en un solo evento. Que por magno y elitista no creo que el costo versus las enormes carencias en materia de promoción cultural en el estado, se deba perpetuar.

Hace 3 años por esas “cosas de la vida” fui un fin de semana al festival y efectivamente confirmé el dispendio que sucede detrás de la presentación de cada divo que se participa en esos foros. Piden cajas de vino de marcas internacionales, frutas frescas, hielo, refrescos y una lista interminable de platillos y ya sé que esa es la tradición, abusiva a más no poder. Observé en primera fila las exigencias de Francisco Céspedes y ante las docenas de botellas de whiskies y mi cara de enojo me aclaró que no eran para él, porque estaba en rehabilitación, que era para sus invitados.

El arte, en todas sus manifestaciones tiene como propósito fundamental enaltecer el espíritu de quien lo practica así como de quienes lo reciben, es liberador de la conciencia de quien ejerce el poder de su cuerpo al bailar, de quien usa un pincel para pintar, de quien se planta en un escenario para apoderarse de un papel y mostrarlo mediante el teatro o la danza ¿Porque no se impulsa la creación de talleres artísticos en cada colonia?  

Dos eventos en Sonora se tragan millonario presupuesto para promoción cultural: festival Alfonso Ortíz Tirado y las fiestas del Sol ¿vale la pena? ¿No sería mejor destinar esos gordos presupuestos en actividades menos ruidosas y escandalosas a actividades de tierra, cerquita de los vecinos de cada colonia? Que todos vean que es el arte en cada una de sus manifestaciones no sería más válido, en esta sociedad enferma de alcohol y miedo, pregunto.

Soy instructora de arte y en un cierre de semestre cuando aún cursaba mis estudios, un compañero de primaria estuvo presente en una obra de teatro donde participaba, quedó tan impresionado, que se impregnó de deseos por hacer algo con sus talentos. Ese fenómeno en él es el que imagino en cada niño, en cada joven y adulto de ver y sentir en su piel la danza, el teatro, la música, la plástica.

Pregonan mucho que la ópera esto y aquello, pero realmente es un género musical que deleite a muchos, por tanto menos justifica semejante gasto. Necesitamos de una buena vez por todas que cada peso que se gaste sea para el beneficio de todos o de inmensas mayorías, si no, no sirve.

El movimiento obrero en Tamaulipas que paralizó el viernes al sector maquilador, duró apenas unas cuantas horas. En el amanecer del domingo fueron retiradas las banderas rojinegras, no sé porque dudo que hayan alcanzado los propósitos que los llevaron al paro, por lo pronto dicen que ya se acordó que reciban el salario mínimo autorizado por el actual gobierno federal para las fronteras.

Y si de movimientos laborales hablamos que desastre con la toma de las vías del ferrocarril en Michoacán por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CENTE). El gobernador anda en Europa y la administración federal en las nubes. Que nadie los toca, cómo si son íntimos del presidente de la República ¿Será? Pues que con su pan se lo coman.