Hay estudiantes falsos ¡en los cruceros y piden dinero!

Hay estudiantes falsos ¡en los cruceros y piden dinero!

En marzo pasado, los centros de atención de llamadas de emergencia en las estados del país que funcionan bajo el número 911, recibieron 56 mil 590 reportes para pedir ayuda de la policía. Es el número más alto desde septiembre pasado, cuando se tomaron 58 mil 33 solicitudes de auxilio a nivel nacional, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), y como lo publicó el periódico Excélsior, donde Sonora ocupa el segundo lugar

No irán a la cárcel famosos ni políticos ¿AMLO dueño de la justicia? 
Una mujer fue asesinada en Nogales por su esposo ¡3 Niños quedaron en orfandad!
Funcionarios “patinan” autos sobre plaza en Navojoa ¡Córranlos!

Juana María Olguín

En marzo pasado, los centros de atención de llamadas de emergencia en las estados del país que funcionan bajo el número 911, recibieron 56 mil 590 reportes para pedir ayuda de la policía. Es el número más alto desde septiembre pasado, cuando se tomaron 58 mil 33 solicitudes de auxilio a nivel nacional, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), y como lo publicó el periódico Excélsior, donde Sonora ocupa el segundo lugar.

El incremento de marzo es de 16% comparado con febrero, cuando se registraron 48 mil 792 llamadas a los 911 para clamar por ayuda. El informe registra a Guanajuato como entidad que encabeza la tendencia nacional en este delito con 16 mil 813 reportes al 911. Le sigue Sonora (14 mil 846), Nuevo León (14 mil 139), Ciudad de México (12 mil 463), Chihuahua (11 mil 67), Jalisco (nueve mil 28), Coahuila (ocho mil 411), Baja California (ocho mil 241), Veracruz (siete mil 602) y Sinaloa (cuatro mil 576).

¿Qué se hace en Sonora para combatir este flagelo? Lo mismo de hace meses, años, décadas. Los organismos responsables de velar por la seguridad, prevenir la violencia en todas sus modalidades, las que procura el bienestar de la familia, los que atienden a la mujer,  solo repiten ¡No sirve!

Un detalle curioso e interesante: si las políticas públicas en el pasado no sirvieron para disminuir los índices de violencia en el hogar, la justificación era que se trataba de programas dirigidos desde la conciencia de los hombres, pero ahora hay  mujeres a cargo de los gobiernos, en la mismísima fiscalía del estado ¿por qué el problema crece y nomás? Porque se siguen las mismas inercias, que deriva en las mismas ineficacias.

Sonora segundo lugar en violencia intrafamiliar y al rato capaz que se consigue la joya de la corona con un primerísimo lugar, pues a esperar un poco, a que cada quien siga metido en lo suyo, en sus fiestas, en sus mundos perfectos, total que el fenómeno solo arroja a la muerte o a la desgracia, al dolor y trauma eterno a los niños y demás víctimas. Pero que nadie se distraiga que cada quien siga en lo suyo cortando listones, en sus clubes de elogios mutuos, lejos de la sociedad que paga y caro la administración pública, para recibir nada a cambio.

A nivel federal tampoco se entiende el fenómeno de la violencia, fue así que llegando cancelaron los apoyos a las organizaciones no gubernamentales (ONG) que administran refugios para mujeres e hijos maltratados. Ahora dicen que siempre sí habrá recursos financiero, pero para el 70 por ciento de los grupos asistencialistas. Que hay corrupción en esas estructuras ciudadanas no cabe la menor duda, hay miles que viven de bienes públicos y hacen nada. Pero castigar a las victimas ¿se vale? 

La primera vez que vi a un grupo de gente bailando  en el principal crucero de la ciudad Luis Encinas y Rodríguez y anunciaban que eran de una casa de estudiantes ¡me la creí! Me gustó la idea de que hicieran danza folklórica para juntar dinero y hacer funcionar el albergue para foráneos, pero que tremenda sorpresa, los volví a encontrar la semana pasada en el periférico poniente a la altura de la calle Río Sonora y me quedó claro: son unos falsos y mentirosos.

Qué bueno que no son asaltantes o tiradores de droga ¡pero fingirse estudiantes, hacer folklor y recibir dinero de los ciudadanos, no sé, digo hay que ser cara duras para fingir ser una cosa. No estaría mejor que se pusieran a trabajar en serio y con propiedad. Por eso digo lo que faltaba ¡estudiantes apócrifos, falsos! Qué barbaridad ¡Se pasan!