Germán Martínez, delicado problema interno en el equipo de AMLO

Germán Martínez, delicado problema interno en el equipo de AMLO

Constituyó una sorpresa, en su momento, que el dirigente del PAN nacional, Germán Martínez, que parecía haberse retirado de la política luego de las malas cuentas que rindió como líder del partido en las elecciones intermedias de Calderón,, anunciara su incorporación a la campaña del candidato Andrés López Obrador

LUNES CULTURAL. Los 30 años del grupo Antares
Dirección militar en las policías municipales, gran acierto
Partido de la Revolución Democrática: ¡descansa en paz!

Carlos MONCADA OCHOA

    Constituyó una sorpresa, en su momento, que el dirigente del PAN nacional, Germán Martínez, que parecía haberse retirado de la política luego de las malas cuentas que rindió como líder del partido en las elecciones intermedias de Calderón,, anunciara su incorporación a la campaña del candidato Andrés López Obrador.

  Y en lo personal fue para mí una sorpresa agradable ver  con qué habilidad y lógica magistral participaba en los debates televisados frente a los adversarios de todos los colores, en defensa de AMLO. Se consideró natural y merecido que el Presidente, obtenido el triunfo, lo nombrara director general del Seguro Social. Le confió un puesto muy elevado pero tampoco se trataba de salir a un día de campo porque, como Pemex, era una institución saqueada.

  Y de pronto, presentó su renuncia. Y no lo hizo con la brevedad y concisión con que se escribe una renuncia normal, tras de la cual se ocultan a veces dramas, para cubrir las apariencias, sino con un análisis severo de la situación que encontró en el IMSS, y que aún prevalece, corrupción incluida, el monstruo favorito del Presidente.

  No supe cuántas páginas cubría la renuncia (o denuncia), pero por el tiempo que duró leyendo un periodista de radio, calculo que seis u ocho..

  Puso en evidencia que sus diferencias graves se produjeron con los funcionarios de la Secretaría de Hacienda, que mantienen al IMSS paralizado con recortes y recortes que afectan a los derechohabientes. Hay que reconocer que el renunciante se expresa con respeto del Presidente y recomienda seguir sus doctrinas. Pero la realidad es que  el Presidente es quien le ordena a Hacienda los recortes famosos.

  Ayer, al arribar a Veracruz, los reporteros le preguntaron inmediatamente sobre la renuncia, y por primera vez tuve la vislumbre de que las ruedas de prensa diarias ofrecen inconvenientes. Me pareció que AMLO respondió con precipitación al decir que Germán era libre de renunciar, como si se tratara de un funcionario cualquiera, y que no había resistido la presión de los laboratorios que venden las medicinas. No sería su intención, pero sus palabras pudieron haberse interpretado como una velada acusación.

  Si se limitaran las ruedas de prensa, digamos a dos por semana, habría tiempo para reflexionar dos veces antes de emitir pronunciamientos sobre temas delicados, pues cuando se hacen  a la carrera se rompen las posibilidades de dar vuelta en U. Y no sé si todo el mundo escuchó completa la frase del Presidente, pues al hablarse de la renuncia con los veracruzanos, cerró con las palabras: “Y habrá otras”.

  El ahora ex director del IMSS tiene amigos cercanos en el Senado que ayer mismo le manifestaron su simpatía. Y surgió de inmediato la idea, que al momento de cerrar esta columna no estaba confirmada, de que citarían a comparecer al secretario de Hacienda para interrogarlo sobre el problema. Buscan otros elementos para alterar más el ambiente político, que no es nada tranquilo.

  A ver qué colaborador posee la sensibilidad y el tacto para orientar de manera adecuada al Presidente, que no debería salir a darle capotazos a todos los toros. Para lograrlo, claro, habrá de poseer la facultad de ser escuchado. Conclusión; hay que estar atento a “la mañanera” de hoy.

carlosomoncada@gmail.com