Galimatías político

Galimatías político

Al menos en las campañas, precampañas o intercampañas, nunca como en este proceso electoral se perfila una reconfiguración tan de fondo de los partido

Planchada y aprobada
Se recupera Sonora
Persistencia, es la palabra

Al menos en las campañas, precampañas o intercampañas, nunca como en este proceso electoral se perfila una reconfiguración tan de fondo de los partidos políticos en Sonora, que a reserva de que sólo sea tendencia temporal y luego todo vuelva a la normalidad, por lo pronto marca condiciones inéditas.

El reparto de candidaturas derivó en la desfragmentación interna principalmente en el PAN y en menor medida en el PRI, aportadores sustanciales de tránsfugas, en el marco de una dinámica en el que el primero ha sacado mayor provecho desde el punto de vista del intercambio.

Pero tal saldo positivo para el PAN se revierte, ya que tales siglas registran saldos muy negativos por ser la fuente mayor de alimentación para MORENA, Movimiento Ciudadano y de candidaturas independientes, para junto al PRI, protagonizar un amalgamado escenario donde desaparecen linderos ideológicos que unifica otrora acérrimos adversarios y otrora postulantes de metas opuestas.

En todos los casos, los alegatos para este realineamiento es la falta de democracia interna, decisiones caciquiles y autoritarias, disputas facciosas añejas que se disparan cada tres y seis años, pero que en esta ocasión, han llegado a extremos nunca vistos y tenido tan alto efecto mediático.

Habrá que ver cómo impacta el ánimo del electorado esta nueva representación que hacen los partidos políticos, percibiéndose a ojo de buen cubero, que MORENA y candidaturas independientes resultarán más favorecidos, aunque para los efectos del PRI, habría que tomar en cuenta la resistencia del blindaje que aporta a su oferta electoral, el buen gobierno de Claudia Pavlovich.

Claudia Pavlovich

El caso más emblemático de lo que ocurre en estos días, es la fotografía posteada en redes sociales por el ahora expriista y abanderado del PAN al Senado de la República, Antonio Astiazarán Gutiérrez, flanqueado por el exgobernador Eduardo Bours Castelo y Ramón Corral Avila, quienes como se sabe, protagonizaron épica batalla por la gubernatura en el 2003 y por lo regular se han mantenido en esquinas opuestas en el cuadrilátero político sonorense.

Sabemos que muchos retratos se toman de manera circunstancial, por coincidir los retratados en algún lugar, aunque el posteo del de Guaymas infiere, precisa, que el mejor gobernador que ha tenido Sonora hasta la fecha y su derrotado adversario en el 2003 están unidos por una sola causa: Sonora.

Es evidente hasta para el más ingenuo observador de la política estatal, incluyendo a este reportero, que los deslindes en proceso de priistas respecto a su partido son de origen faccioso y se encuadran en la pretensión concretada por el grupo dominante en la definición de candidaturas y a la resistencia de otros que obviamente se sienten desplazados, prevaleciendo la percepción de que falló la tradicional concertación entre ellos, si es que la hubo y que la rebelión es contra Manlio Fabio Beltrones.

Y algo similar ocurre en el PAN, aunque ahí las presuntas decisiones autoritarias y unilaterales se las adjudican a Damián Zepeda Vidales, animadversiones que están marcando el destino del actual proceso electoral y estableciendo nuevas fronteras partidistas, redefiniendo lealtades y conciliando lo que parecía irreconciliable, en un todo donde el PRI luce como la diana o más bien la diana es Beltrones Rivera y todo lo que el exgobernador representa.

Manlio Fabio Beltrones

Así las cosas, estamos viendo lo inimaginable hasta hace unos meses: priistas o expriistas junto a panistas que tanto se agraviaron mutuamente en los últimos años, sumados unos a otros sin importar el que esos otros hayan lastimado tanto a la dignidad de los sonorenses, o como a tantos más que se suben a la ola morenista y lo peor, que sean aceptados a pesar de su formación ultraderechista y su estela de daños en contra de las clases populares.

La suma al PAN de Astiazarán Gutiérrez ha levantado gran polvareda, pero particularmente en Cajeme, el polvo será mayor de concretarse lo que hasta ahora resulta mera especulación, esto es que Abel Murrieta Gutiérrez acepte ser postulado por esas siglas como candidato a la alcaldía, opción abierta que algunos dicen ya es un hecho pero que aún no se formaliza ni hemos podido confirmar.

Sin duda tal circunstancia resultará muy chocante, aunque entendible, habida cuenta de que nuestro amigo tuvo cercana relación con el panismo durante casi tres años que fungió como Procurador General de Justicia, pero a contracorriente de su esforzada intervención como diputado local en contra de la imposición de mayores gravámenes en contra de la economía popular, que intentaron quienes ahora pudieran estar a punto de sumarlo a sus intereses partidistas.

Y así ocurre en las diferentes plazas sonorenses frente a un electorado irremediablemente víctima de la veleidad política de algunos; del caciquismo de otros; de revanchismos de los demás, de oportunismos y ocurrencias de otros tantos, para a fin de cuentas ofrecer un confuso espectro que esperamos sea puesto en orden el 1 de julio próximo, a punta de votos la gente.

Ernesto de Lucas

A propósito de enchiladas, acertado Ernesto El Pato De Lucas en pedirle a los cientos de liderazgos en las colonias de Hermosillo a que levanten la cara y alcen la voz para defender el trabajo de la gobernadora Pavlovich, al recordarles que la mandataria ha sacado a Sonora de la crisis que los padrecistas generaron con sus excesos y corruptelas durante la pasada administración.

Como ven, “El Pato” no se duerme en sus laureles y a pesar de ser el amplio favorito para que el Ayuntamiento de Hermosillo siga administrado con decencia, aprovecha la etapa de las intercampañas para desplegar intenso activismo de tierra y contacto directo con liderazgos territoriales del PRI, ante quienes contrasta lo que representan quienes como íconos del corrupto padrecismo, ahora andan en busca del voto en favor de MORENA, como es el caso de Célida López y otros por el estilo, como sería el caso de Shirley Vázquez, quien acaba de dar el salto de la liana en Huatabampo, agregaríamos.

Bueno, al menos esa locuaz señora ni la de Huatabampo eran del PRI, como sí lo fueron otros que ahora son abanderados del PAN, aunque en Cajeme sí se está dando o prospecta darse esa combinación de priistas dispuestos a ejecutar esa marometa.

Por lo demás, ya debe haber regresado la gobernadora Pavlovich de su periplo en Alemania, en donde en espacios neurálgicos de gobierno, de la academia y del empresariado, desplegó intensa gestión y promoción en el terreno económico, educativo y diplomático, con miras a potenciar a Sonora como destino ideal para la inversión.

La mandataria debe traer muchas y muy buenas noticias, ya que por lo pronto sabemos que en lo académico estableció los primeros pasos para un intercambio de jóvenes profesionistas con la prestigiada Universidad Ludwig Maximilian, en tanto que con el presidente del Consejo Federal de Alemania y alcalde Gobernador de Berlín, Michael Müller compartió ideas para establecer las bases para trabajar en acuerdos comerciales comunes.

Angelina Muñoz Fernández

Por otra parte, bien haría la alcaldesa Angelina Muñoz Fernández, en atender a vecinos de la calle Huásabas, entre Guadalupe Victoria y General Piña, quienes desde el trienio de Javier Gándara Magaña, pagaron casi tres mil 500 pesos por cabeza para pavimentación de dicha vía, en el marco de los convenios con el Consejo Municipal de Concertación de Obra Pública.

El caso es que dicha obra no se realizó y de nada han servido las exigencias de quienes sí cumplieron con los términos del convenio, reconociendo que hubo quienes no lo hicieron y la comuna no realizó su chamba para que sí lo hicieran, que como sea, resulta lógico que los ciudadanos cumplidos merecen la retribución de su dinero o de plano que se haga la obra.

Lo grave del asunto es que a pesar de tener en mano los recibos de los pagos realizados con la firma del entonces coordinador de la CMCOP, Juan Manuel Armenta, el denunciante asegura que la actual administración municipal ni siquiera reconoce ese acuerdo tripartito, en el cual como se sabe, prevé aportaciones del Estado, del municipio y los beneficiarios.

Rodolfo Montes de Oca

Y al menos como disuasiva debe servir la exhibición pública de la desacabalada señora que reconoció ser el origen de mensajes para divulgar hechos falsos con el fin de generar incertidumbre y miedo social, en un buen punto del Fiscal General de Justicia de la entidad, Rodolfo Montes de Oca, quien además advirtió sobre consecuencias legales a quienes insistan en tal ruindad.

Otra buena del Rudy es que logró que la empresa que opera el Hotel Araiza Inn restituyan al Grupo Mocedades lo que les fue robado durante su estadía en esa hostería, en donde dicho sea de paso, ya es común que sus clientes sean víctimas de rateros que seguramente están en su nómina.