Fue la primera visita del líder nacional del PRI… ¿y?

Fue la primera visita del líder nacional del PRI… ¿y?

Carlos MONCADA OCHOA Se cumplió al cien por ciento el protocolo diseñado desde hace décadas para dar lucimiento especial a la visita del presidente

¿Qué tal una quiniela sobre la renuncia a las prerrogativas?
¿A usted le urge que Padrés devuelva lo robado? ¡Espere 12 años!
Que no estorben los “expertos” en el problema de los yaquis

moncadaCarlos MONCADA OCHOA

Se cumplió al cien por ciento el protocolo diseñado desde hace décadas para dar lucimiento especial a la visita del presidente nacional del PRI: asistencia de los más altos funcionarios encabezados por la gobernadora; las autoridades municipales y legislativas, expresidentes del partido, un ejército de comunicadores para que difundan a los cuatro vientos el discurso del líder, comilonga y… ¿y qué? ¿Dejó huella, mensaje, orientación? ¿Habría cambiado algo en Sonora si se suprime la visita?.

Al dirigente que se estrena en el más alto cargo del partido se le va a ver para al menos conocerlo físicamente. Pero esta simple curiosidad sólo está teñida de interés autentico cuando hay proceso electoral a la vista y se necesita la instrucción del líder. En Sonora todavía falta un buen trecho para eso.

Por otro lado, se encontró un buen motivo para justificar la visita de Enrique Ochoa Reza (hasta este momento advierto que es necesario dar su nombre): la Conferencia Nacional de Legisladores Locales. ¿Cuál fue el pronunciamiento del presidente del PRI al respecto o cual la posición o posiciones revolucionarias manifestadas por los diputados locales?

Por lo pronto, los reporteros se quejaron de que no hubo acceso abierto para la prensa, que los trabajos se realizaron privadamente. Y los que intentaron colarse a la comida, se quejan de desorganización. No fue, pues, un éxito el primer encuentro de don Enrique Ochoa con los priistas de Sonora. Pero si viene otra vez cuando se haya iniciado el proceso electoral 2017-2018, todo mejorará. Habrá muchos interesados en que mejore.

 

MÁS BARATOS AL MAYOREO

El gobierno federal tiene a la mano el procedimiento para terminar con el rumor de que no encuentra a los políticos prófugos porque no quiere, que dizque hay tratos con los partidos a que dichos políticos pertenecen. Podría, con el mismo esfuerzo, intentar la localización de todos los que andan escondidos: Tomás Yarrington, de Tamaulipas; Javier Duarte, de Veracruz; y de Sonora, Guillermo Padrés Elías, Roberto Romero, Miguel Padrés y Paola de Romero.

Así como el peine se mete a la alborotada cabellera repleta de piojos del chamaco, y si no todos, uno o dos bichos atrapa, así podrían caer en la red uno o dos de los que se hayan “a buen resguardo”.

También se encuentra Dios sabe dónde el joven cajemense a quien el ex procurador Carlos Navarro Sugich con ligereza acusó de ser el homicida intelectual del diputado electo Eduardo Castro Luque. No lo han encontrado. Esto permite recordar que ninguna autoridad se ha molestado en informar si los vagos pepenados por el citado ex procurador ya fueron sentenciados. O tal vez se escaparon, porque así convenía a los intereses de ese funcionario.

carlosomoncada@gmail.com