¿Es delito inventar secuestro y difundirlo? Y exhibirla a ella ¿no?

¿Es delito inventar secuestro y difundirlo? Y exhibirla a ella ¿no?

Juana María Olguín Que si Ricardo Anaya candidato a la presidencia de la República por el PAN y PRD ¿es un bandido? Hasta la pregunta es necia, el

El escenario internacional, de encono y muerte y México: elecciones y tumbas clandestinas
Estudiantes bailan en Rodríguez y Encinas por dinero, para su albergue
Excelente atención proporciona la Procuraduría de atención al adulto mayor ¡Me encantó!

Juana María Olguín

Que si Ricardo Anaya candidato a la presidencia de la República por el PAN y PRD ¿es un bandido? Hasta la pregunta es necia, el problema es el tiempo y momento en que la Procuraduría General de la República (PGR) se le tira al cogote y como perro rabioso no lo quiere soltar, pero ojo, solo lo mantiene contra el piso, no lo muerde, no lo daña. Dicho de otra manera, no le finca cargos y menos audita sus bienes. Es sumamente raro y sospechoso el cuento, particularmente cuando dice nada ese mismo órgano judicial de las trapacerías de los suyos.

Estos últimos días la Auditoria Superior de la Federación (ASP) ha provocado infartos, piedras en vesícula y riñones, cefaleas y vómitos, por supuesto que, a la sociedad indefensa que lee, escucha y ve la cantidad de dinero que la actual administración federal ha “perdido” y ha dejado que “pierdan” funcionarios de la presidencia de la República y de cinco secretarias: SEP, SCT, SER, SEDATU, SSA. Son 104.2 mil millones de pesos malversados en 2016 de los cuales se recuperaó alrededor de 8 mil millones.

En este tenor sería fantástico, monumental que la PGR y el Sistema de Administración Tributaria (SAT) buscaran como perros con rabia a todos los involucrados en la pérdida de esos 96.3 mil millones que faltan y entonces es cuando suenan todas las “alarmas” de las sospechas por la persecución en contra de Ricardo Anaya y encima lo quieren juzgar por lavado de dinero, un delito impune a más no poder en el país.

Hasta ahora, Anaya tiene una larga lista de señalamientos en su contra -incluidos tres casos de supuesta triangulación de recursos-. Ninguno probado o meritorio de acción penal. Ojalá que quepa la prudencia en el gobierno federal o lo harán mártir y esta sociedad nuestra capaz que le da el voto por el síndrome de la victimización que se padece.

Encima cómo creerle al gobierno federal que ataca las trapacerías de la clase política si acaba de cerrar para siempre el caso del exdirector de Pemex Emilio Lozoya, quien fue acusado por tres ex funcionarios de la constructora brasileña Odebrecht de recibir 10 millones de dólares en sobornos, pues la juez, Sandra Leticia Robledo Magaña, prohibió por tiempo indefinido la judicialización en la indagatoria de la PGR por enriquecimiento ilícito. No puede haber orden de aprehensión ni nada de nada contra este señor, otro íntimo de Enrique Peña Nieto, que recibió el beneficio de la amistad. Mal y de malas.

¿Es delito inventar secuestro y difundirlo en redes? Es una aberración que alguien en su sano juicio se le ocurra imaginar una desgracia, un atentado contra un niño, elabore un audio y lo comparta en las redes sociales. Qué las “comadres” de la mitómana hayan reenviado la información sin pensar un instante en la veracidad o falsedad del hecho, pero luego, resultó sorprendente que, a través de un video, el titular de la Fiscalía Estatal de Justicia, Rodolfo Montes de Oca haya dado a conocer que la “atraparon” y zas que la exhibe a la presunta culpable.

Estoy azorada de que la hayan encontrado oh madre mía con la cantidad de pruebas incriminatorias que se pueden lograr en el ciber espacio, pero es a ésta a la que atrapan. Me pregunto ¿no es ilegal y violatorio a las garantías de la mujer exhibirla con su nombre y apellido y de cuerpo entero? Eso hizo eso el fiscal, ahora cuando a bandidos que cometen toda clase de felonía le cubren la carita, porque “pobrecitos” para proteger sus garantías.

Para colmo no saben si es delito lo que hizo esta persona. Es reprobable social y moralmente, pero ¿judicial, penal, también? Parece que en la fiscalía les ganó la frivolidad por encima del estado de derecho.