Entre el asombro y la risa

Entre el asombro y la risa

Muy pobre el espectáculo que ofrece en estos tiempos la nomenclatura del PAN en Sonora, cuya formalidad y seriedad ha quedado relegada y suplida con o

Calabazas desacomodadas
Heroico el Isssteson
Puros Entreteloncitos

Muy pobre el espectáculo que ofrece en estos tiempos la nomenclatura del PAN en Sonora, cuya formalidad y seriedad ha quedado relegada y suplida con ocurrencias, desatinos y un troglodismo político que no distingue linderos en cuanto a perpetrar agravios y agarrar parejo.

La tragicomedia protagonizada por la media docena de orates que “lideraron” la “toma” del Congreso del Estado debe ser preocupante para el dirigente nominal de ese partido en Sonora, David Galván y más preocupante aún debe ser la conducta paranoica y ridícula del alcalde de Guaymas, Lorenzo de Cima, quien cual imbécil, realiza un ejercicio de un chivo en la cristalería.

Así las cosas, de lo hilarante a la estupefacción anda ese panismo sonorense, otrora formal –cuidadoso en las formas pues– que Guillermo Padrés los puso en el tobogán de la ignominia, del desprestigio, de la improvisación, del aldeanismo político y la mofa popular.

Para efectos prácticos, de nada sirven eventitos cerrados para el consabido intercambio de elogios y demagogia discursiva, mientras a la opinión pública impactan las estupideces oficiales del alcalde de Guaymas, que un día alerta mediante oficio a la PGR sobre inminentes actos criminales que cometerán connotados personajes del ámbito político, social y de la comunicación porteña y al otro notifica que ya no pagará el café ni las galletas en reuniones de cabildo.

David Galván

La psicopatía del munícipe ya es causa de la mofa popular en la comunidad porteña, cuyo tradicional ánimo crítico se encuentra a la expectativa cotidiana en la espera de la burrada del día de quien eligieron para encabezar la comuna, pero cuyas directrices son fijadas por lo más corrupto y desquiciado del padrecismo.

De pronóstico reservado los efectos de las inminentes y lógicas reacciones del exalcalde Otto Claussen Iberri; el diputado local Manuel Villegas Rodríguez; el empresario editorial, Alberto Padilla Ruiz, así como Juan José Ramírez, Víctor Marín Martínez y Norma Elvira Castro Salguero, a quienes se les acusó ante la PGR de estar preparando actos criminales en contra de los asistentes al carnaval.

Para el anecdotario el oficio firmado por el secretario de la comuna porteña, Edgar Allán Jaramillo Pérez, al delegado de la PGR, Darío Figueroa Navarro en el cual hace la delicada denuncia dos días antes de esa festividad y prácticamente el mismo día de la reunión donde la unidad estatal y municipal de Protección Civil, instancias policiacas de los tres niveles de gobierno, bomberos y demás, anunciaban el complejo operativo que cada año se implementa para proteger a los asistentes a ese bochinche.

Sabemos que este lunes el diputado Manuel Villegas dará una réplica directa a la infamante acusación en su contra y lo menos que pudiera hacer es exigir que la autoridad municipal le dé a conocer las fuentes con las que el Lorenzo y sus Lorencitos concluyeron con la estupidez que planeaba actos terroristas contra la gente, datos que seguramente les fueron exigidos por la PGR.

E igual deberá ocurrir con los otros incriminados en lo que se nos figura que pudiera ser el principio del fin para nefasta gestión lorenzana, porque además y junto con pegado, emerge el atascadero de la organización del carnaval con casi diez millones de pesos volando; el despido y luego el siempre no del tesorero de la comuna; la actitud cuestionadora de la síndica y la renuncia de la encargada de comunicación Agueda Barojas, quien dicho sea de paso, ya debió entender la diferencia entre ser borracha y ser la cantinera, con el debido respeto.

Epifanio Salido

Contrario a las barrabasadas del de abultado trasero y primera autoridad guaymense, este domingo se llevó a cabo la fiesta del Serial Premio Sonora, que convocada por el diputado Epifanio Salido Pavlovich, tuvo una participación de casi mil 600 personas entre niños, jóvenes y adultos, que compitieron en las diferentes categorías.

Desde el sábado, en Guaymas, Miramar y San Carlos se vivió sana convivencia con la presencia de deportistas y sus familias de diversas partes del estado e incluso del extranjero, que incluso generaron un ambiente mejor que el del carnaval y no se diga en la jornada dominical con “El Pano” encabezando esa justa deportiva en su tercera edición, y le atinaron, al alcalde Lorenzo no fue.

Habrá que ver si en unos días nos enteramos de alguna denuncia por parte de los cretinos del Palacio municipal, alertando sobre la presencia de cientos de potenciales promotores de actos criminales y el extremo riesgo que representa su buena condición física, entendiéndose la ausencia del Lorenzo, seguramente ocupado en su “war room”, monitoreando eventuales situaciones de riesgo que seguramente provocarían esos terroristas ataviados con sospechosos chores y tenis.

Mientras tanto, este viernes pasado nos tocó ser testigos directos del resultado del Programa de Rescate Carretero puesto en marcha por la gobernadora Claudia Pavlovich hace poco más de un año y que en los Valles del Yaqui, registra notables avances luego de seis años de total abandono.

Claudia Pavlovich

Desde temprano nos subimos a la carretera para recorrer la transitada red de caminos por los que se comunica con el mundo el llamado granero de México y lo que sea de cada quien, muy buena la chamba realizada por la SIDUR a través de la Junta Local de Caminos, al ya haber rehabilitados 306 kilómetros, así como 85 más de la carretera Esperanza-Hornos-Tesopaco-San Nicolás, con una inversión aproximada a los 420 millones de pesos.

Pragmáticos y ejecutivos lucieron el presidente de la JLC, Alfredo Martínez Olivas y el Residente en la Región Sur, Gilberto Rivera Félix, anfitriones del grupo de comunicadores en ese recorrido por obras ya concluidas, mediante un esquema de transparencia tanto en lo que se refiere a la inversión como en los tiempos de entrega y la calidad de las mismas, tal como fue instruido por la gobernadora Pavlovich.

Ya nos había tocado circular por el recatado tramo Hermosillo-Mazatán-San Pedro de la Cueva, así como por la Costa de Hermosillo, pueblos del Río Sonora y en el Valle de Guayas y Empalme, en donde al igual que en los diferentes tramos de la intrincada red de caminos del Valle del Yaqui, esas carreteras quedaron al fregadazo y en condiciones de vialidad que los usuarios ya extrañaban y cuyo precario estado en los últimos años representaron pérdidas de vidas y altos costos para productores.

Alfredo Martínez Olivas

Ese programa ya registra poco más del 90 por ciento de avance mediante una inversión tope de dos mil 670 millones de pesos, previéndose que en esta primera etapa se rehabiliten un total de mil 714 millones de pesos, bajo la estricta supervisión del titular de la SIDUR, Ricardo Martínez Terrazas, en cuyas manos está uno de los programas de inversión estratégicos para el desarrollo económico de la entidad.

Y lo mejor de todo, es que ya concluida esta etapa, habrá otra hasta concluir con el rescate de los alrededor de los alrededor de mil 700 kilómetros que también están en malas condiciones, previéndose además un permanente programa de conservación que garantice la durabilidad de las buenas condiciones de tránsito por esas carreteras rehabilitadas.

Por cierto, durante los trayectos se realizó un ejercicio comparativo respecto a las mayores acciones realizadas a lo largo de la actual administración, la de Padrés y la de Eduardo Bours y podemos decir que Sonora y los sonorenses vivimos ahora una etapa de rescate en general y no sólo en obra física, sino en materia de valores como los que promovió Eduardo para fortalecer a la familia y que vino a trastocar el corrupto que está en la cárcel con su conocida promiscuidad de él y su círculo cercano.

Pues también la gobernadora Pavlovich reconstruye en ese rubro: el fortalecimiento de la familia como célula básica de la sociedad, al enviar un mensaje de intachable moralidad y decencia que sin duda se replica en muchos más, en el marco de una obra que no puede evaluarse en pesos y centavos, pero que construye la más valioso del entorno social.

Manlio Fabio Beltrones

Y va este abordaje cuando nos recreamos con imágenes de la gobernadora, acompañada de su esposo y sus hijas y que gusto ver al menos en fotografía a Doña Alicia Arellano, la mamá de todas las pollitas y pollitos, así como el alcalde Manuel Ignacio Acosta, su esposa e hijos, en magna fiesta en el Parque Infantil, en el marco del Día de la Familia que ahora más que nunca tiene vigencia en Sonora.

Y se puso buena la celebración del 88 aniversario de la fundación del PRI, que desde nuestro punto de vista, lo más relevante fue que “nuestro” Manlio Fabio Beltrones haya sido reconocido con el máximo galardón con que se distingue a sus militantes en ese partido o sea con la entrega de la presea “Plutarco Elías Calles”, ceremonial encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto y tocándole a otro “nuestro”, al senador Ernesto Gándara, secretario Técnico del Consejo Político Nacional, hacer la entrega correspondiente.