En Sonora falta amor… y trabajo ministerial: Anaya

HomePortada

En Sonora falta amor… y trabajo ministerial: Anaya

David Anaya Cooley, el secretario de Seguridad Pública de Sonora, está de acuerdo en que el amor es pieza clave para que los jóvenes no incurran en delitos y eviten ser presa del crimen organizado

Lleva CIDUE 235 mil metros cuadrados de bacheo
Se preparan para prevenir y combatir delitos electorales
“El presupuesto no es para obras de relumbrón, sino para atender las necesidades de los sonorenses”: gobernadora Pavlovich

Por El Chiltepín

David Anaya Cooley, el secretario de Seguridad Pública de Sonora, está de acuerdo en que el amor es pieza clave para que los jóvenes no incurran en delitos y eviten ser presa del crimen organizado.

Este martes se reunió con los integrantes del Colectivo de Reporteros Sonorenses, AC, y coincidió con el discurso que ha venido manejando el presidente Andrés Manuel López Obrador desde su campaña, en el sentido de que en los hogares debe haber amor e integración y que los padres deben estar en constante comunicación con los hijos, como una alternativa para alejarlos de los vicios y la delincuencia.

“Los padres de familia que tienen a sus hijos en secundarias nos estamos dando cuenta de que están en contacto con drogas. Vería yo una perspectiva más allá, de generar condiciones o conocimientos, talleres, dinámicas, dentro de nuestras familias. Es un mundo y va a ser una tarea titánica. Debe haber escuelas para padres, talleres para padres de familia, porque si no tenemos esa dinámica positiva en nuestras casas va a continuar el tema de raíz. El problema de los jóvenes es por la falta de amor en nuestras casas”, aseguró.

Sobre esto, puso de ejemplo la Escuela para Padres, un programa que llega a los municipios con el objetivo de orientar a las mamás y a los papás sobre la importancia de comunicarse con sus hijos.

“¿Saben cuál ha sido en materia de prevención lo que más ha pegado en el impacto con la sociedad? Es Escuela para Padres. En Sahuaripa estuvimos en la jornada regional y vamos a volver con el programa todo un día. En el caso de Benito Juárez es igual. En Obregón, Guaymas y Empalme es lo que más ha impactado.

“Tenemos que invertirle con un cuerpo de paz que vaya a explotar y que vaya a esa parte de la raíz del problema que es la integración de la familia, fortalecer el tejido social, tenemos que estar muy atentos como padres de familia; ahí está todo adentro de la casa, nuestros valores, nuestra conducta”, dijo.

Las jornadas de Escuela de Padres son intensas y les hablan sobre los riesgos de la adicción a estupefacientes, de la violencia y la delincuencia organizada.

CRITICA EL TRABAJO MINISTERIAL EN SONORA

Pero el amor no lo es todo. En el combate a la inseguridad hace falta un plan efectivo en el que estén involucradas las áreas de todos los niveles, tanto municipal, estatal y federal, y ahí, según Anaya, hay un problema.

“Yo veo un escaso trabajo ministerial en el estado de Sonora”, dejó muy en claro.

Tanto en el combate al narcomenudeo, como en la delincuencia organizada y los asesinatos, hace falta precisamente eso.

“El punto que nos hace falta es articular las acciones de procuración de justicia de la Fiscalía General de la República y de la Fiscalía del Estado, porque hay una característica de la causa del homicidio, que es el narcomenudeo, que a su vez está alrededor de la delincuencia organizada.

“Ahí necesitamos las acciones que se han dicho en los temas de inteligencia financiera, de los rubros criminales, y eso corresponde a las acciones también de la Fiscalía General de la República y en materia de investigación del narcomenudeo nos puede ayudar mucho la Fiscalía del Estado y generar ordenes de aprehensión y cateo con la información que se tiene y ahí vamos a ser mucho más precisos y vamos a detener a las personas detonantes de estos hechos violentos”, consideró.

El titular de Seguridad Pública dijo que esta problemática ya se puso sobre la mesa en las reuniones con los tres niveles de gobierno y parece que ya se está trabajando en ello.

Dijo que tiene claro que los delitos violentos no se dan por una situación simple, por ejemplo, una riña que se presenta en la calle no ocurre porque se encontraron dos personas que se pelearon y se dispararon. En realidad, dijo, “están yendo a matar a personas de una manera muy precisa” y mucho tiene que ver con el crimen organizado, que pudiera atenderse de una mejor manera si hubiera una mayor coordinación.

“En esta parte viene la articulación de las acciones. Está la parte de prevención, contención, investigación y procuración de justicia. Hay información que nos puede llevar de una manera directa a disminuir más prontamente la incidencia violenta porque hay información que trabajamos el día al día todas las instituciones, incluidas las fiscalías, pero debemos ir más allá”, subrayó.

COORDINACIÓN CONTRA EL NARCOMENUDEO

En la parte donde sí ha habido una buena coordinación es en la atención del narcomenudeo, pero podría ser mejor.

Anaya dijo que en materia de prevención y contención están trabajando muy coordinados la Policía Estatal de Seguridad Pública, la Guardia Nacional y el Ejército. El problema, agregó, es que no se pueden dar tiros de precisión en el combate al narcomenudeo si no existe una actuación efectiva de las fiscalías estatal y federal.

“El gobierno federal tiene las instituciones de prevención y las fuerzas de procuración. En la parte de prevención y contención diariamente, en conjunto, tenemos un buen resultado con la Guardia Nacional y con el Ejército, de hecho Estatal, Guardia Nacional y Ejército, muy buena mecánica al día al día, pero está la otra parte en la que se tienen que dar tiros de precisión y eso te la da una carpeta de investigación, una orden de cateo.

“Cuando hablo de la Fiscalía General de la República no me refiero a la Delegación como tal, porque lamentablemente las delegaciones no están tan articuladas al interior. Por ejemplo, el jefe de la Policía Ministerial no depende directamente del delegado, depende de un centro a nivel nacional, entonces tiene que cambiar esa dinámica, o bien, que tengan una agenda de atención al tema del narcomenudeo, pero que lo vean y lo atiendan directamente. Yo veo escaso trabajo ministerial, de investigación, de la Policía Ministerial, en el estado de Sonora”, insistió.

EN FEMINICIDIOS, COORDINADOS EN LO ESTATAL

Por ejemplo, en materia de feminicidios, Sonora ha trabajado fuertemente para coordinar esfuerzos institucionales, pero lo ha hecho sólo en el ámbito estatal.

Un esfuerzo es la activación de la aplicación Mujeres Seguras, para teléfonos móviles, con la que las mujeres pueden solicitar la atención inmediata de las autoridades. Hasta la fecha, más de 28 mil 600 personas la han descargado y se han atendido 59 emergencias reales, a través de esa App.

Pero Anaya ve algo más allá de solamente hacer un trabajo de prevención. Se trata, dijo, de cambiar la mentalidad machista en Sonora.

“Tenemos que hacer que nuestra cultura se vaya abriendo hacia una nueva cultura de la masculinidad, donde eliminemos la parte machista en la que hemos crecido y en la que hemos construido una imagen de objeto de la mujer y no de iguales a nosotros. Desde la Secretaría de Seguridad estamos trabajando con ALVI (Atención de las llamadas de violencia intrafamiliar) y vamos a hacer un profunda revisión de qué está funcionando y qué no en este protocolo.

“Una parte de las mujeres que lamentablemente mueren, tienen que ver con sus exparejas y ya están identificadas todas las mujeres que han hablado al 911 que sufrieron violencia por la expareja. Pero también hay otra parte en que las mujeres están cercanas al feminicidio y que tiene que ver por sus acciones o su desarrollo del día al día, alrededor de un entorno machista. Aquí lo más importante es identificar y crear medidas de protección lo más pronto posible. Las que hablan al 911 están registradas, pero no está fácil aquellas que están en un entorno violento, que no han hablado”, comentó.

Y en este sentido, se refirió al reciente caso de la niña Fátima, de siete años, asesinada en una colonia de Tláhuac, en la Ciudad de México, cuyo caso ha conmocionado al país, que se ha unido en la exigencia de justicia.

Explicó que en el caso de Sonora, la Secretaría de Seguridad tiene vínculos con la Secretaría de Educación y Cultura para garantizar la seguridad de todas y todos los estudiantes, aunque consideró que es conveniente integrar todavía más protocolos de seguridad en los planteles.

“La SEC tiene un área de seguridad escolar y tiene sus protocolos de entradas y salidas, pero acordémonos que Fátima tenía antecedentes de violencia familiar por su madre y su padrastro, o sea, ya había antecedentes, además de la negligencia por la salida de su escuela.

“En Sonora, 24 horas al día está un abogado en el C5 recibiendo todas las llamadas telefónicas correspondientes a violencia familiar. Si es contra la mujer se va al Instituto Sonorense de la Mujer, y si es con menores se val DIF y a Procuración del Menor. Somos el modelo único a nivel nacional. Ellos hacen un registro y empieza la atención y protección del menor. Ahí mismo se da una dinámica con el primer respondiente, ya sea policía municipal o estatal, para salvaguardar al menor, pero además queda el registro y se hace el trabajo de atención de parte de las instituciones. Tendremos que reforzar las acciones y ponernos a disposición de la SEC para realizar más acciones”, consideró.