En Guaymas colgaron mantas para avisar a rateros que los lincharán

En Guaymas colgaron mantas para avisar a rateros que los lincharán

Una tragedia la escasa atención que hay en Sonora por crear y preservar espacios verdes. Debe ser por lo salvaje y troglodita en que se comportaron los alcaldes, quienes debieron atragantarse con la reserva territorial para su beneficio, no así para planear ciudades saludables, verdes y arboladas

El presidente de la CNDH no acudió a declarar en el caso de Gisela Peraza ¿Le vale?
Cuánta graduación de universitarios ¿tendrán empleo?
Estudiantes bailan en Rodríguez y Encinas por dinero, para su albergue

Juana María Olguín

Una tragedia la escasa atención que hay en Sonora por crear y preservar espacios verdes. Debe ser por lo salvaje y troglodita en que se comportaron los alcaldes, quienes debieron atragantarse con la reserva territorial para su beneficio, no así para planear ciudades saludables, verdes y arboladas.

El intento de la población de mudarse de sus naciones de origen e ir a otros a encontrar la fortuna y la realización de sus sueños, suena tan quimera como es, dudosa. Para el caso de Centroamérica y Sudamérica en verdad cuesta mucho trabajo entender como en su condición les es posible pagarle a la delincuencia organizada 5 mil 500 dólares para ingresar a E.U. Al tipo de cambio de hoy esa suma representa casi 100 mil pesos ¿cuántas actividades comerciales podrían iniciar?

Es cierto que el caso de Centroamérica, en el Salvador, amenazados por esa epidemia virulenta, llamada Mara Salvatrucha, la población asume todos los riesgos y más antes que ver a sus hijos despedazados en manos de esos pandilleros. Así cada uno sabe de que tamaño es su deseo de huir y pagan esas enormes cantidades de dinero para llegar al país donde serán despreciados en un ambiente crispado y violento, contra todos los extranjeros, pero más hacia la hispanidad. Mientras sus gobernantes luego con cara de idiotas reclaman sus cadáveres, como el de México.

En asuntos estatales en Guaymas vecinos de la colonia las Plazas de la Calle Plaza Centenario colgaron mantas para avisar a rateros que los lincharán si los agarraban en plenas fechorías y sucedió el milagro, la policía se apersonó en el lugar y 24 horas después ya había 6 delincuentes detenidos.

El hartazgo de la comunidad no es para menos cuando uno de los residentes encontró a un bandido dentro de su vivienda lo detiene, lo entrega a la policía y el malandro fue dejado en libertad. El colmo es que el malviviente volvió a su casa a terminar de robar lo que sea que vio y le gustó. Ante estos desgraciados eventos, no hay forma en que esta sociedad perjudicada en todas las formas posibles crea que el Nuevo Sistema de Justicia Penal sirve. No hay manera cuando el bandido sale más pronto de la comandancia que la víctima batallando ante la burocracia para poner su queja.

Ayer hablé del parque Tangamanga I en San Luis Potosí, un área boscosa que cuenta con dos lagos, árboles plantados a mediados de1980. Instalado en una superficie de 420 hectáreas. No sé que sorprende más si la majestuosidad de semejante pulmón natural, su belleza, la limpieza o que los políticos de esa entidad no se hayan robado su superficie, para su beneficio personal.

Tienen tres parques Tangamanga, el último se construye en Ciudad Valles, el primero que estará fuera de la capital de San Luis Potosí. Éste en un terreno de 35 hectáreas.

Por eso digo que es una tragedia la escasa atención que hay en Sonora por crear y preservar espacios verdes. Un ejemplo penoso de la indiferencia a estos rubros lo es la vergonzosa condición que guarda el parque Madero, eso sí con un cerco de 4 millones de pesos, pero adentro el abandono y fealdad de siempre. Con unos sanitarios cerrados o sin agua. Qué hicieron todos los alcaldes de Hermosillo, que no tuvieron la decencia, honradez, cuidado de planear esta ciudad para un futuro verde, seguro, saludable. Se robaron el presente y futuro de la comunidad.

Pero busquen sus riquezas y allí encontrarán lo que un día fue la reserva territorial que debió ser utilizada para planear las zonas habitacionales, las áreas verdes y las calles amplias, funcionales. No, todo ahora pertenece a sus herederos. Bien por ellos, mal por todos nosotros.