El titular de la Sedesol ¡no sabe dónde están los pobres! Hay cínicos, desgraciados

El titular de la Sedesol ¡no sabe dónde están los pobres! Hay cínicos, desgraciados

La comunidad guarijía todavía espera los beneficios que les prometió Guillermo Padrés si ellos dejaban que se construyera en sus territorios una presa. El embalse aún se edifica, pero la riqueza y abundancia que les ofreció el panista jamás llegaron ¿ni llegarán? ¿Tienen algo de culpa en esto?

Día de rehenes en Hermosillo, entre ellos 4 menores
El dinero del pavimento se lo robaron los del CMOCP ¿a poco?
¿Qué miedo que ganó Trump? Ósea, acá ha ido súper con ¿Fox, Calderón, Peña?

Juana María Olguín

La comunidad guarijía todavía espera los beneficios que les prometió Guillermo Padrés si ellos dejaban que se construyera en sus territorios una presa. El embalse aún se edifica, pero la riqueza y abundancia que les ofreció el panista jamás llegaron ¿ni llegarán? ¿Tienen algo de culpa en esto?

Desde hace décadas que frases célebres se utilizan para hostigar a la sociedad. Como si hiciera falta les trepan encima la culpa de los pésimos administradores del dinero público que llega al poder. Lemas como: cada pueblo tiene el gobierno que se merece, es una acusación que desata la cólera del más tranquilo. Se nos ha repetido hasta el cansancio que debemos lidiar con la responsabilidad por lo que hace el cochino fariseo que en malo hora fue elegido para un cargo público. Ya no se dejen, esta es una premisa falsa y tonta.

A duras penas podemos responsabilizarnos de nuestros actos, pero adjudicarle a la sociedad empobrecida la culpa de lo que otros no hacen ¡nombre están locos de atar!

Aceptemos la cruda realidad, una cara es del candidato que endulza palabras, te conquista, luego gana el cargo y te da una patada en la cola ¡ya no le sirves, no te necesita, ahora solo voltea a ver a los recomendados de su familia, los que le diga el cacique o los caciques dueños del estado, de la ciudad. A la sociedad, no la volverá a sentir, tocar, menos se preocupará por las urgencias de éstos.

Por ejemplo, somos responsables de la clase de gusano que llegó a la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Luis Enrique Miranda, quien en conferencia de prensa declaró que: el hambre en el país no se ha erradicado “porque no sabíamos dónde estaban los pobres” ¡Jesús del Huerto, no sabe él, ¡dónde están los pobres! Gracias Enrique Peña Nieto por destruir la política de asistencia social, con la clase de gandules que han ido a esa institución.

A propósito de culpables, lo es acaso la comunidad indígena Guarijía, quienes oyeron al ladino y ladrón de siete suelas, Guillermo Padrés ofrecerles las perlas de la virgen si autorizaban que en su territorio se construyera un embalse y a 3 años de ello, hubo nada, vamos ni siquiera una disculpa, la más miserable, pero un poco de atención a esta ciudadanía que confío en el maldito ojete de gobernador que padecimos seis años.

Los beneficios que les ofreció a cambio de construir la presa pilares: pagar el costo de la superficie que se utilizaría, se harían carreteras, centros de salud, becas para los estudiantes, electricidad, trabajo y hasta el momento a más de tres años de comenzar la obra no hay nada. Las mujeres para parir tienen que cabalgar por más de ocho horas y tiene que ser 2 meses antes del parto, para alcanzar a llegar a la mesa colorada.

De qué es culpable esa gente, de confiar en un maldito rufián que detentaba el cargo de gobernador del estado. Debemos tirar esas premisas que nos adjudican responsabilidades de todos esos individuos que nos traicionan a mansalva. Como saben casi de milagro Padrés Elías está preso y lo que falta con carácter de urgente, que le sea decomisada toda la riqueza desfalcada y debe ser ya, antes que termine de esconderlo en maletas, en alguno de sus tantos ranchos.

Alejandro Arturo López Caballero, busca por todos los medios mantenerse amparado de todo lo que se mueva. Así se declaró inconforme porque le negaron uno, de la media docena que ya trae consigo. Malditos granujas, tan fácil que hubiera sido ser honrados y docentes, pero eso no es negocio y menos los hace multimillonarios. Pero se tarda mucho la justicia, demasiado. Y la ciudad hecha una porquería, flojito y cooperando señor ex alcalde, vuelva, vuelva, algo de lo que se llevó.