El gobernador de Nayarit obra de EPN. Desprestigio recíproco

El gobernador de Nayarit obra de EPN. Desprestigio recíproco

El desorden del viernes en San Pedro el Saucito, carretera a Zamora era un simulacro para cuando explote la gasera que traicioneramente ubicaron allí. Midieron la distancia que hay de esa zona a los cuerpos de auxilio, hospitales ¿Y ya saben cuántos muertos provocaron en ese dichoso ensayo?

Liberan 10 mil reos de cárceles en Ciudad de México ¡Agárrense!
60 denuncias de violencia contra niños ¿cuantos morirán antes que llegue ayuda?
No hay tiempo para ataques de pánico por el alza diaria a gasolinas ¿Qué más mal puede ir?

Juana María Olguín

El desorden del viernes en San Pedro el Saucito, carretera a Zamora era un simulacro para cuando explote la gasera que traicioneramente ubicaron allí. Midieron la distancia que hay de esa zona a los cuerpos de auxilio, hospitales ¿Y ya saben cuántos muertos provocaron en ese dichoso ensayo?

Es la historia de todos los días en este país donde se descubre una u otra acción torcida que dejó beneficios para un funcionario tranza, a la par que abonó mayor desgracia, pobreza y atraso para el resto de los mexicanos, y sin faltar la protección para el delincuente si es íntimo de la realeza gobernante. Lo que no contaban es que les levantaran las faldillas desde un medio de comunicación brasileño donde agrega que Odebrecht financió la campaña de Enrique Peña Nieto.

Es el descarado saqueo sexenal de PEMEX, siempre por los amigos más íntimos del presidente de la República o por la familia de éste. O Ambos bandos. Mientras a la sociedad mexicana, dueña de la petrolera -es un chiste de humor negro- le pasan las facturas de las pérdidas, las ganancias jamás las ha visto, ni las verá.

Lo publicado este domingo por el diario O’Globo. es la ratifican de todo lo que ha trascendido sobre la compañía brasileña, Odebrecht” de los sobornos que entregó en casi todos los países de América Latina y que para el caso de México el directamente beneficiario con 10 millones de dólares (mdd) fue Emilio Lozoya, director de Petróleos Mexicanos (Pemex) entre 2012 y 2016, gracias a ello la empresa ganó una licitación de 115 millones de dólares para realizar las obras de una refinería en Tula, Hidalgo.

Será este el momento y la circunstancia para que el presidente de la República permita que la justicia, esa aboyada, traslucida, casi inexistente en el país, alcance a su amigo entrañable, Emilio Lozoya y por primera vez en la deplorable historia de la corrupción este sujeto, sea enjuiciado, castigado y se le obligue a regresar a la nación todo lo que robó en la petrolera ¿Será posible?

En más de lo mismo. Todavía no se va, le faltan dos meses, pero hace rato trascendió la obsesión del gobernador de Nayarit, por comprar caballos de los más finos en el mundo. Roberto Sandoval será en breve el ex gobernador en fuga, al que busca el gobierno federal, sin muchas ganas de encontrarlo, pero ya es una desgracia más que hay que agregar a la larga lista de goberladrones.

Cuál es la razón para que los gobernadores enloquezcan y compren con dinero del pueblo los caballos más costosos en todo el orbe, es un ataque mesiánico, sádico, combinado con el uso indebido del poder. Los enferma la codicia. Para colmo toda esa riqueza robada jamás retornará a las manos de la sociedad, es demasiada la protección que reciben de las instituciones, la impunidad que compran con ese estatus de millonarios que ahora poseen, así que jamás habrá resultados tangibles que permita castigar a estos depredadores en donde más les duela: quitarles todo el dinero que saquearon de las arcas públicas.

El pasado viernes hubo tremendo susto en San Pedro el Saucito, nadie entendía que ocurría en la carretera a Zamora. Tal cantidad de policías, ambulancias jamás se habían visto. Muy entrada la tarde se supo que era un simulacro por si explota la gasera que traicioneramente instalaron en esa zona a espaldas de los vecinos. Tengo tantas dudas de lo que quisieron hacer y de lo que sea que hayan conseguido. Por ejemplo ¿midieron la distancia que hay de ese lugar con la ubicación de los cuerpos de socorro, los hospitales? Por cierto ¿cuántos muertos provocaron en el dichoso ensayo?

Que dejaron a los usuarios del transporte público arriba de las unidades por más de hora y media en lo que hacían su payasada, en unidades que se encuentran cerradas herméticamente y sin refrigeración. Querían entender algo con su simulacro, ojalá que hayan aprendido mucho porque una de las cosas que deben hacer para la otra, es informar a la comunidad lo que ocurre, antes que mueran de susto o deshidratados arriba de los camiones.

COMMENTS