El credo de una mujer

El credo de una mujer

Yo creo que dentro de mi yace una extraordinaria mujer, y me comprometo a permitir que mi luz se expanda por el mundo. Yo creo que la fuente de mi

Cómo recuperarse del fracaso
Voy a seguir
Valentía es recoger nuestros pedazos y reconstruirnos de nuevo

Yo creo que dentro de mi yace una extraordinaria mujer, y me comprometo a permitir que mi luz se expanda por el mundo.

Yo creo que la fuente de mi poder y sabiduría está en el centro de mi ser, y me comprometo a actuar desde este lugar de fortaleza.

Yo creo que poseo pasión y potencial creativo en abundancia, y me comprometo a la expresión de estos dones.

Yo creo que ha llegado el momento de dejar ir viejas ideas y actitudes insanas, y me comprometo a reexaminar lo que se me ha dicho sobre la belleza y a descartar aquello que insulta a mi alma.

Yo creo que los pensamientos y palabras negativos comprometen mi bienestar, y me comprometo a pensar y hablar positivamente sobre mí misma y sobre los demás.

Yo creo que las mujeres jóvenes necesitan modelos positivos, me comprometo a ser un ejemplo de autenticidad y auto amor.

Yo creo en la relación de mi bienestar y el bienestar del planeta, y me comprometo a una vida de conciencia plena que percibe a todo ser viviente como sagrado y digno de mi amor.

Yo creo que es mi responsabilidad espiritual cuidar mi cuerpo con respeto, cariño y compasión, y me comprometo a equilibrar mi vida de manera que mi cuerpo físico sea expresado y nutrido por completo.

Yo creo que disfrutar es una parte esencial del bienestar, y me comprometo a quitar cualquier obstáculo del disfrute y a crear una vida llena de exuberancia.

Yo creo que la mujer que se ama a sí misma es una fuerza atractiva, poderosa y apasionada, y me comprometo, de hoy en adelante, a amarme a mí misma profunda y extravagantemente. 

 

Por: Jan Phillips