Día de remembranzas

Día de remembranzas

Pueden ser consideradas intrascendencias por otros, pero para este común mortal este martes fue para recordar, en el marco de ese juego tan recurrente

Narcominas panistas
La verdad del cristal
No les embona nada

samuel-valenzuelaPueden ser consideradas intrascendencias por otros, pero para este común mortal este martes fue para recordar, en el marco de ese juego tan recurrente en el que se cuestiona dónde estabas en tal o cual fecha cuando ocurrió algún hecho relevante.

El viernes 22 de noviembre de 1963 la familia Valenzuela Ortega escuchaba el moderno radio de onda corta a base de baterías, considerado el bien material más preciado por Don David y lujo excepcional dadas las precarias condiciones de vida en el campo Cristóbal Colón de la Costa de Hermosillo y así fue como nos enteramos que John F. Kennedy había sido asesinado en Dallas, Texas.

Ese mismo aparato permitía enterarnos del acontecer de lo más álgido de la Guerra Fría, dar seguimiento a las consignas revolucionarias y antinorteamericanas que desde Cuba lanzaba Fidel Castro y sobre todo, escuchar la crónica de Fausto Soto Silva de los juegos de Los Naranjeros de Hermosillo, que por cierto, una de sus derrotas causó daños irreparables en lo que parecía un radio muy sólido, de metal e irrompible.

Este martes se cumplieron 53 años del magnicidio contra el presidente de los Estados Unidos y recordamos clarito la conversa al respecto entre los mayores hasta ya entrada la noche, alrededor de un calentón, todos pendientes de la radio donde se advertía sobre las consecuencias de una tercera guerra mundial, porque de inicio se culpó a cubanos y rusos de haber complotado ese asesinato.

claudiaantico

Claudia Pavlovich

También este 22 de noviembre resulta relevante porque fue un sábado de 1986 cuando nos tocó reportear la inauguración de la Planta Ford en Hermosillo y que ahora el tiempo nos pusiera en el mismo lugar al dar cobertura al evento para celebrar el 30 Aniversario del inicio de operaciones de esa ensambladora considerada como uno de los factores más importantes en el desarrollo económico de la entidad, así como de la generación de empleos.

Dos años antes, en 1984, también cubrimos el anuncio dado a conocer por el entonces gobernador Samuel Ocaña García en el Palacio de Gobierno, quien informó el buen resultado de una exitosa negociación con el consorcio automotriz para traer su planta a Hermosillo, en la cual de forma relevante por cierto, participó el Secretario de Fomento y Desarrollo Industrial, Manuel Puebla Gutiérrez, padre del Secretario Particular de la gobernadora Claudia Pavlovich.

Pues este martes estuvimos en el mismo lugar que hace 30 años y haciendo lo mismo: reporteando, aso sí a actores distintos por supuesto, porque en lugar del gobernador Rodolfo Félix Valdés y su secretario de Fomento Industrial Horacio Rubio Salcido, estuvo la gobernadora Claudia Pavlovich y su Secretario de Economía, Jorge Vidal Ahumada, así como el Secretario del Trabajo, Horacio Valenzuela Ibarra.

horaciovalenzuela

Horacio Valenzuela

Mucha agua ha pasado por debajo del puente desde que se ensambló el primer auto, un modesto Mercur Tracer, para ahora producir mil 500 unidades diarias de Fussion y Lincoln, datos que se dieron a conocer en el evento presidido por la gobernadora junto José Islas Mezta, Director de Manufactura de Ford México; Enrique Araiza Méndez, Gerente de Planta Ford Hermosillo; Sebastián Trotta, Director de Comunicaciones Ford México, y Raúl del Campo, Director de Relaciones Gubernamentales.

Por lo que escuchamos en los discursos, la empresa Ford Motor Company para nada luce como que vaya a reducir producción y mucho menos mudarse, versiones que derivan de la anunciada política arancelaria que impondrá Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, para obligar a esos corporativos a retornar a territorio gringo.

La gobernadora interactuó por un buen rato con cientos de trabajadores de esa empresa para luego trasladarse el Centro de Gobierno donde entregó a la Secretaría de Salud siete unidades móviles totalmente equipadas para atender a mujeres, brindar atención dental y tratar padecimientos epidemiológicos, todo con un valor de 10 millones de pesos.

Excelente lucen esas clínicas rodantes en las que podrán acceder a servicios y atender sus achaques personas que viven lejos de centros de salud y hospitales y no por nada vimos al meramente de por esos rumbos, Gilberto Ungson como con zapatos nuevos.

gilbertoungson

Gilberto Ungson

Casi no los vemos coincidir, pero en el evento estuvieron Filiberto Pérez Duarte, Ernesto Rivera Claisse, Manuel Robles Linares y Raymundo López Vucovich, titulares de la Secretarpia de salud del ya citado Félix Valdés, Manlio Fabio Beltrones, Armando López Nogales y Eduardo Bours, y no, Bernardo  Campillo no estuvo por el miedo de ir a hacer compañía a Guillermo Padrés.

Estuvo movidito el ambiente por rumbos del Palacio de Gobierno, porque también rindió protesta ante el Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella, la nueva titular del Instituto Sonorense de la Mujer, Blanca Saldaña López, quien sustituye a Esther Salas Reátiga, en el marco de los ajustes en proceso que realiza la gobernadora en su equipo de trabajo.

A ojo de buen cubero, luce muy acertada la decisión de la mandataria sonorense luego de una gestión gris oscura en esa dependencia por parte de Salas Reátiga, quien prácticamente recibió despojos en un área de gobierno que durante los 6 años del padrecismo fue cueva de becarias sin oficio ni beneficio.

Saldaña López como bien lo dijo “El Potrillo”, es una mujer comprometida con la equidad de género y promotora de acciones transversales en beneficio de la mujer en las políticas públicas y convencida del trabajo a favor de las familias sonorenses.

blancaprotesta

Blanca Saldaña

De destacar su perfil como licenciada en Sociología con maestría en Ciencias, profesora investigadora de la Universidad Estatal de Sonora desde hace 24 años, directora de programas sociales del Gobierno del Estado, directora fundadora del Instituto Hermosillense de la Mujer, diputada local por algunos meses y además ejercicio como regidora, ahora con licencia, del Ayuntamiento de Hermosillo en la actual administración municipal.

Por cierto, el alcalde Manuel Ignacio Acosta no quita el dedo del renglón y como parte de su estrategia para reforzar la seguridad de los capitalinos, dio otro golpe de timón ahora dirigido a sanear la Policía y Tránsito Municipal, cuyos mandos medios fueron todos removidos de sus puestos y 35 elementos fueron dados de baja por no aprobar exámenes de control y confianza.

El fuerte carácter y decidida actuación de nuestro amigo “El Maloro”, fue ratificada muy temprano ahí en medio de los Palacios de Gobierno y Municipal, en donde tomó la protesta a 45 nuevos agentes de la Policía Municipal que se graduaron en el Instituto Superior de Seguridad Pública del Estado, con lo que suman 75 ingresos este año e inició la entrega de uniformes y equipo para toda la corporación con una inversión de más de 23 millones de pesos.

Atento al sentir ciudadano, el munícipe le entró así a uno de los factores que de acuerdo a la percepción de la gente, es fundamental para hacer más eficaz y eficiente el combate a la inseguridad pública, estrategia que la compartimentó en siete puntos que embonan en el ejercicio de calle contemplado en el programa Cuadrante Seguro y al manotazo de relevar a Ramsés Arce por Fernando Beltrán Pérez como comisario de seguridad capitalino.

malororobo

Manuel Ignacio Acosta

Y como hay quienes se disgustan porque no se hacen cosas y también porque se hacen, no faltan quienes cuestionen la baja de malos policías, dado los riesgos de que pasen a formar parte de la delincuencia, cuando todo indica que ya eran parte de ella y por eso los corren, pero además, condenar a las policías a tener malos elementos por esos motivos, resulta una barrabasada.

En todo caso están también las acciones de inteligencia anunciadas para hacer las previsiones correspondientes; evaluación de resultados del trabajo individualizado de todos los agentes cada 15 días, además de aplicar estricta normativa para efectos escalafonarios y ascensos, además de un programa de redignificación del trabajo policial que derive en respeto de los ciudadanos hacia el trabajo que realizan.

Todo lo anterior complementado con el paso a la Contraloría Municipal de la Unidad de Asuntos Internos con el fin de de castigar, e inhibir actos de corrupción y abuso policiaco en perjuicio de la ciudadanía, “para que ninguna administración caiga en la tentación de convertir a esta instancia en juez y parte de los asuntos de seguridad pública”, dijo.

Aunque hay quienes niegan el trabajo y pretenden desconocer los resultados en materia de seguridad en Hermosillo, lo cierto es que de 28 patrullas que recibió el gobierno malorista, en un año ya están incorporadas al servicio 161 y vienen más, sumado el equipo entregado este martes, consistente en 150 equipos y 400 cámaras fotográficas de operaciones de primer respondiente pie a tierra y 250 para patrulla; además de 2 mil 364 uniformes; mil 582 chalecos balísticos nivel 3, y más de 3 mil placas.