Después del paro de transporte, justo sería no usarlos más

Después del paro de transporte, justo sería no usarlos más

Con estos niveles de adicción al celular que se vive, no estaría nada mal que al igual que Francia la Secretaría de Educación Pública (SEP) prohibiera el uso de teléfonos en escuelas. La medida se aplica a partir de este ciclo escolar en el país galo, luego de una nueva ley que aplica en primarias y secundarias. Salvo casos específicos de niños con capacidades diferentes y en ciertas actividades recreativas no hay más permito para utilizar estos equipos

En duelo, se vivió Día por la Erradicación del Feminicidio y Desaparición de Mujeres ¿sí?
Encima de la pobreza histórica Oaxaca y Chiapas azotadas por huracán y sismo
El escenario internacional, de encono y muerte y México: elecciones y tumbas clandestinas

Juana María Olguín

Con estos niveles de adicción al celular que se vive, no estaría nada mal que al igual que Francia la Secretaría de Educación Pública (SEP) prohibiera el uso de teléfonos en escuelas. La medida se aplica a partir de este ciclo escolar en el país galo, luego de una nueva ley que aplica en primarias y secundarias. Salvo casos específicos de niños con capacidades diferentes y en ciertas actividades recreativas no hay más permito para utilizar estos equipos.

La medida también tiene como fin combatir el bullying por internet y evitar los robos y la violencia al interior de las escuelas, así como ayudar a los alumnos a concentrarse en sus lecciones, una mejor socialización y reducir el uso de redes sociales. Aquí está pues una excepcional respuesta a demasiados males que afectan a la población académica mexicana y de una vez se ponen a trabajar para erradicar esa fea costumbre de enviar fotos desnudas. Debería ser ésta una medida con carácter de urgente.

Válgame Dios que pronto enseñaron el cobre y con lo ocurrido en el Senado es la prueba fehaciente y ordinaria de que antes como antes y ahora como ahora. Ya era vergonzosa la actuación de un engendrito que a través del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) se convirtió en gobernador de Chiapas, el tal Manuel Velasco Coello, el estado con más pobres y el que sigue igual o peor. Pues este señor hizo modificaciones a la constitución política de ese estado, para poder pedir licencia e irse al proceso electoral.

Así que Velasco Coello es gobernador y a la vez tomó protesta como Senador, para a las horas de tomar protesta pedir permiso y retornar a Chiapas para terminar su periodo de ejecutivo estatal. En una primera votación le fue negado dicho pedido, pero para luego clamó por ayuda al Dios, Andrés Manuel y se hizo la magia, le dieron la anuencia y se largó a terminar de atormentar a sus paisanos. Quienes lo recibieron con aireadas protestas. Triste, muy triste que ahora también se tuerzan principios elementales y esenciales de respeto a la dignidad del pueblo. A, pero ahora son otros.

Pero veamos lo que recibe un ciudadano común quien siempre será tratado y juzgado como vil delincuente. Es tremendo abuso el que padece vecina de Guaymas a la que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) le aplicó una multa por 90 mil pesos ya que la acusaron de que se “colgaron” de su medidor y ella no lo denunció. La señora aduce que esa vivienda la renta y, además, reveló que es probable que le hayan “sembrado” las presuntas pruebas para perjudicarla.

A través de redes sociales se ha informado de una oleada de abusos que se cometen por parte de sujetos presuntos técnicos externos de la CFE, quienes llegan en carros particulares y acuden a los domicilios a revisar medidor y cableado, y como si tuvieran el poder de la adivinación encuentran irregularidades y de inmediato se constituyen en juez y parte e imponen multas desde los 30 hasta los 100 mil pesos tal como le ocurre a Reyna Arce. Pregunto ¿quién defiende al usuario de estas leperadas? ¿Nadie? Jesús del huerto.

Después del abuso cometido por parte de los concesionarios del transporte público sería hermoso que hoy nadie utilizara ese servicio. Presuntamente el paro continuaría este miércoles, pero decidieron en horas de la madrugada levantarlo, solo digo que sería un acto cívico de altos vuelos que demostraría de que están hechos los habitantes de este estado de Sonora.

Ya sé que es imposible que ocurra un acto de esta naturaleza, los pobres usuarios lo único que desean es llegar a sus trabajos y nada más. Por cierto, hubo un ausentismo tremendo en la Universidad de Sonora al grado de que se suspendieron clases, para no perjudicar a los ausentes, en el entendido de que no acudieron por causas ajenas. Así que sumen perjuicios señores y señoras del paro del transporte. Alguien tiene que pagar por las pérdidas.