Desanimarse es normal, permanecer en ese estado es tóxico…

Desanimarse es normal, permanecer en ese estado es tóxico…

Parte de nuestras emociones es el deseo de permanecer en ciertos estados emocionales, de manera consciente o inconsciente, generamos estados de ánimo en nuestra vida, que se activan ante diversos estímulos, que, aunque no lo parezca, provienen del entorno pero se nutren de nuestro interior

Aceptar es el arte de vivir en paz con aquello que no podemos cambiar
Atrévete a invitarte un café a ti mismo…
La burla del dolor ajeno solo muestra la miseria humana

Parte de nuestras emociones es el deseo de permanecer en ciertos estados emocionales, de manera consciente o inconsciente, generamos estados de ánimo en nuestra vida, que se activan ante diversos estímulos, que, aunque no lo parezca, provienen del entorno pero se nutren de nuestro interior.

El desánimo no es la ausencia de adecuación, sino la ausencia de coraje. Neal A. Maxwell

En nuestra vida desanimarse ante determinadas situaciones es completamente normal, pero elegir permanecer en ese estado, puede resultar una decisión muy tóxica, pues nos identificamos con la emoción que genera el malestar y lo reconstruimos una y otra vez, esto nos obliga a permanecer en el malestar.

Aunque no lo percibas, las emociones que acompañan influyen considerablemente, no sólo en nuestra vida en relación a los demás, sino que también tienen un efecto en nuestra salud y por ende en nuestro cuerpo, por lo que elegir las emociones que se hacen presentes en nosotros, dándole fuerza a las que nos benefician, resulta de gran importancia.

No me desanimo, porque cada intento fallido es un paso hacia adelante. Thomas Edison

Muchas veces sufrimos dolencias, padecemos malestares, y desconocemos su procedencia, incluso médicamente en algunas oportunidades no hay causa precisa que origine el malestar, y nos desgastados consumiendo medicamentos que a la larga pueden aliviar el efecto, pero la causa permanece.

Cuando mantenemos estados de desánimo de manera prolongada, pasamos a la depresión y a la negatividad, generamos constantemente energías negativas que lejos de conectarnos con la realidad, nos aíslan y nos sumergen en la profundidad de ese desánimo, haciéndolo costumbre y hasta necesario.

El factor más esencial es la persistencia, la determinación de no permitir que tu energía o entusiasmo sean vencidos por el desánimo que inevitablemente llegará. James Whitcomb Riley

Todos pasamos por malos momentos, todos atravesamos tempestades, a todos nos toca enfrentar situaciones difíciles y aunque no nos parezca, cada quien lleva su propio sufrimiento, sin embargo, la vida nos da la oportunidad de salir adelante, de superar los avatares, de alimentar nuestro espíritu y mirar siempre más allá, en la búsqueda de la verdadera comprensión de la vida…

Somos capaces de volar alto, somos seres potenciales que con voluntad y entereza podemos llegar a donde deseamos, solo debemos tener la sabiduría y la serenidad de enfrentar un día a la vez y si llega el desánimo, si estamos es una situación que nos deprime o que nos desalienta, debemos recordar que todo es pasajero, que los obstáculos muchas veces terminan por ser puentes que nos acercan a nuestro camino.

Ten siempre confianza en ti, en cada nuevo amanecer, en que las cosas tienen siempre un desenlace, quizá no en el momento que deseamos, pero eso no significa que no sea en el momento justo.

Por: Marvi Martínez

Tomado de el rincón del tibet.com