De diputadas y diputados

De diputadas y diputados

General el reconocimiento por el plan de austeridad asumido por el Poder Legislativo de Sonora, que cuando menos en el presente año representará reduc

Viene lo mejor para Sonora
Con la pólvora mojada
Tiempo de definiciones

General el reconocimiento por el plan de austeridad asumido por el Poder Legislativo de Sonora, que cuando menos en el presente año representará reducción de 12 millones de pesos en los gastos de sus integrantes, aunque no será necesariamente un ahorro ya que ese recurso será destinado para acciones de beneficio comunitario.

Por supuesto que ante la avalancha de críticas y de manifestaciones de rechazo por privilegios de la clase política, las representaciones parlamentarias de la legislatura local optaron por una decisión que desde nuestro humilde punto de vista tiene mucho y lo más, de efectismo, ya que sin ser una gran cantidad la que se mutilan, si les pega fuerte en su operatividad y necesaria presencia en sus distritos.

De hecho, la decisión de ya no disponer de apoyos en el gasto de gasolina, comidas, boletos de avión y viáticos, va a contracorriente de las recomendaciones que no hace ni tanto tiempo les hizo el Comité Ciudadano para la Evaluación del Desempeño Legislativo, porque sin duda esa falta de apoyos acotará posibilidades e intenciones de trabajo de campo en sus comunidades, particularmente a quienes no son diputados de representación proporcional y/o no son residentes de la capital de Sonora.

Brenda Jaime Montoya

Por principio de cuentas, al asumir la presidencia del Poder Legislativo este miércoles –tal como lo adelantamos en los Entretelones de ayer—la diputada Brenda Jaime Montoya deberá asistir al ceremonial anual que se lleva a cabo en Querétaro con motivo del aniversario de la Constitución y ni modo que no acuda y ni modo que lo haga con cargo a su dieta.

El recorte de mayor impacto al apoyo presupuestal a los diputados, fue cuando se eliminó la partida de Gestión Social, aquella que se instituyó a partir del presupuesto del 2011, luego que durante el gobierno de Guillermo Padrés mandó por un tubo diversas propuestas de destino del gasto que hiciera la bancada del PRI y fue la mejor forma para garantizar la dispersión de recursos para esas pequeñas obras que les son exigidas a los diputados por parte de quienes los eligieron.

Decidieron eliminarla en función de que los legisladores, se supone, no tienen facultades ejecutivas y porque además, en estos nuevos tiempos las relaciones entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo son de mucho mejor nivel, quedando en veremos eso de que los diputados deben dedicarse exclusivamente a hacer leyes y olvidarse de andar atendiendo necesidades materiales de la gente.

Esa es una cantaleta que muchos desentonan por ahí, pero que se contrapone a esa tendencia de grupos sociales de acudir a sus diputados en busca de ese apoyo para mejorar su entorno y calidad de vida o para resolver problemas inmediatos, y sabemos de diputados mezquinos que no apoyan a nada ni a nadie escudándose en que están en el Congreso para otra cosa, pero los más sí lo hacen.

Pues el recorte a sus gastos anunciado el martes los coloca ahora sí en la posición de limitar sus respuestas por la vía de la gestión porque sin duda sus dietas no dan para mucho toda vez que incluso sabemos de muchos de ellos que aún deben de sus campañas o apenas están saliendo de trácalas de orden familiar o los que se embarcaron en deudas para ponerse a tono con su nuevo estatus político.

Por lo pronto, difícil panorama tienen ante sí diputados y diputadas, cuyos distritos están lejos de la sede del poder legislativo y político de la entidad, como San Luis Río Colorado, Puerto Peñasco, Agua Prieta, Navojoa, Etchojoa, Huatabampo, así como de distritos de gran extensión geográfica y que por ejemplo sus alcaldes o representantes sociales de distintos municipios, cuando menos esperan que su diputado los invite a una comida o de perdida los apoye con gasolina para el traslado a Hermosillo.

Rafael Buelna

Habrá que escuchar qué opinan al respecto Rafael Buelna, diputado de un gigantesco distrito o los que su representación implica largos traslados como Lina Acosta, María Luisa Valdez, Célida López, Ramón Díaz Nieblas, Jorge Luis Márquez, Carlos Fu, entre otros.

La verdad es que independientemente a la buena vibra social que genera el que hayan decidido eliminar algunos privilegios, lo real es que diputadas y diputados realmente comprometidos y sensibles frente a necesidades ciudadanas, han sido acotados en sus respuestas y desde esa perspectiva no dude usted que en la próxima evaluación del desempeño legislativo salgan bastantes tronados.

En fin, como decíamos, por primera vez en la historia legislativa de Sonora, este miércoles arrancó un primero de febrero un período ordinario de sesiones, luego de la reforma constitucional para homologar sus tiempos a los de la legislatura federal y disponer de 30 días más para sacar los pendientes, que son muchos por lo que prospectaron el PRI y el PAN en sus agendas legislativas.

Nos dimos una vuelta por el coso legislativo y el ambiente lució bastante movido, destacando por lo pronto la amabilidad evidente en el trato entre quienes integran la representación popular sonorense, buena onda que estamos seguros será de corta duración.

Por rumbos del PAN ya iniciaron los reacomodos toda vez que el 15 de marzo próximo concluye la gestión de Moisés Gómez Reyna como coordinador de esa bancada para entrar al quite el diputado Luis Serrato, quien dicho sea de paso, goza de cabal salud, así como integrantes de su familia, luego de peligroso accidente automovilístico en la carretera a Nogales.

David Galván

Pero dicho movimiento ya derivó en que el profesional de la comunicación, Carlos Díaz Ayoub, dejara el área de medios de la bancada, para incorporarse como titular de Comunicación del CDE del PAN, área acéfala desde que Damián Zepeda puso a David Galván en la dirigencia estatal de ese partido.

Buen amigo el Mini desde que ejercía el periodismo afuera de partidos políticos y seguramente sus habilidades serán bien aprovechadas a donde va, que en el caso de la comunicación pitufa en el Congreso se hará cargo Luz Arredondo, de quien la única referencia que tenemos es que es rabiosa defensora de la corrupta exdirectora del Isssteson, Teresa Lizárraga, y lo que sea de cada quien, hay que reconocer que entre panistas se pagan bien las lealtades.

Por cierto, en nuestra cobertura del arranque de las sesiones ordinarias de los sufridos representantes populares, nos enteramos que la diputada Carolina Lara y Pedro Pablo Chirinos, tienen la representación legal de tres muchachas despedidas por David Galván, sin respetar derechos laborales elementales, al igual que lo hizo con otra veintena de personas que durante años prestaron sus servicios para sucesivos dirigentes del PAN.

Y por cuestiones de dinero no es esa falta de pagos de finiquitos tal como lo prevé la Ley Federal del Trabajo, ya que luego de que el 17 de noviembre pasado se reclamara al IEES por la vía legal el pago de prerrogativas retenidas, el dos de diciembre Galván recibió cinco millones 402 mil 174 pesos con cinco centavos, en un punto bueno para el director del jurídico del CDE pitufo, Antonio Gutiérrez Gastelum, sí, hermano de Octavio, notario de cabecera de la corrupción padrecista.

Carolina Lara

Pues de nada le sirvió a Antonio, porque en cuanto fueron entregados esos recursos por el IEES, Galván lo despidió junto a bastantes más, que por supuesto estaban enterados de la llegada de esa buena lana, pero que estorbaban a la intención de colocar a recomendados de Damián y de Roberto Romero, que a pesar de ser prófugo de la justicia tiene gran ascendencia sobre Galván porque lo puso de Enlace Legislativo cuando andaba pateando botes por la Rioja Residencial.

Hasta el güerito Nieves colocó una carnala en la tesorería pitufa, así como varios incondicionales buenos para nada, ahora ostentan posiciones con jugosos sueldos, que en el caso de los casi cinco y medio millones de pesos entregados por el IEES su destino es un misterio, porque cuando menos en liquidar conforme a derecho a los despedidos no se gastó ni un cinco, pero seguramente habrán de desembolsar algo, porque “La Carito” y Chirinos andan muy aplicados en su tarea.

Manuel Ignacio Acosta

Y tal como ocurre todos los años, este sábado cuando pase el servicio de recolección de basura por esos rumbos, entregaremos a los trabajadores de limpia algo más que basura, en reconocimiento a su esfuerzo, que en el caso del alcalde Manuel Ignacio Acosta ya les regalo a 161 una mejora en el escalafón salarial y compartió con ellos la tradicional chocolatiza por el Día del Recolector de Basura.

También entregó siete unidades nuevas que costaron la friolera de 14 millones de pesos, además de mandar a San Carlos a las mejores tripulaciones y otros premios y reconocimientos, destacando la respuesta del dirigente sindical Salvador Díaz Olguín, quien sin cortapisas alabó que se les festeje con buenas noticias y hechos concretos al atenderse el compromiso de mejorar las condiciones laborales en Servicios Públicos Municipales, gesto que a lo mejor es síntoma de que ya comienza a entenderle a esto.