Crece la convicción de que AMLO será Presidente

Crece la convicción de que AMLO será Presidente

Carlos MONCADA OCHOA El número de personas que se burlaban de la aspiración de AMLO a la Presidencia de la República, ha disminuido de manera consi

¿No politizar las protestas populares? ¿Sois ingenuos o qué?
¿Le indigna a Ud. que Padrés pueda quedar libre? ¡Dé vuelo a su fantasía!
Ni el Rector asiste ya a los Simposios de Historia de la Unison

Carlos MONCADA OCHOA

El número de personas que se burlaban de la aspiración de AMLO a la Presidencia de la República, ha disminuido de manera considerable. Ante las encuestas que lo mantienen en primer lugar entre los precandidatos de otros partidos, y bastante lejos de ellos, el lector debe tener amigos burlones que cambiaron, o están en proceso de cambiar su opinión.

En los días que llevo en la Ciudad de México he percibido claramente la tendencia a creer en Andrés Manuel López Obrador.

Para no entrar (por ahora) a discutir la personalidad y los méritos del tabasqueño para ocupar el más alto cargo de la Nación, apuntaré los factores externos a él que lo favorecen.

El primero es la realidad de que ninguno de los precandidatos de los otros partidos, ninguno, repito, ofrece las aptitudes y la simpatía para sentir que se cuenta con una figura con imán, que pueda levantar el entusiasmo de las masas. Esta situación se extiende a los partidos, decepcionantes por igual.

En segundo lugar, los grandes partidos, el PAN y el PRI (el PRD no cuenta) fueron carcomidos por la corrupción. Y los dos fracasaron ya en la Presidencia. En beneficio de MORENA opera el sencillo razonamiento de que merece una oportunidad frente a los malos gobiernos anteriores.

Y el tercero es el curioso fenómeno de que López Obrador hace más partidarios conforme lo atacan más los grupos en el poder. El reciente episodio de la política veracruzana sorprendida recibiendo dinero ilegal, se le resbaló al Peje. MORENA la expulsó y la dejó a su suerte, mientras que el presidente del PRI se fue de bruces al pedir que AMLO renunciara. ¿Cuál era su culpa? A los ciudadanos nos llama la atención de que los que tienen las manos contaminadas de caca se quejen de que los demás no las tengan totalmente limpias.

Las embestidas, desde luego, continuarán. Pero serán tan burdas como la entrevista que le hizo Ciro Gómez Leyva, periodista del sistema, que le puso trampas desvergonzadas. Quiso obligarlo a que se definiera a favor del presidente Maduro o de la gene que salió a la calle a manifestarse contra ese mandatario, y El Peje contestó que lo único que pide a los venezolanos es que protejan a la gente, no haya muertos y heridos, que mantengan alejada la violencia.

De manera que si al cumplirse el quinto año de Peña Nieto no hay por su lado un candidato que al menos garantice una digna pelea…, lo mejor es que vayan enviado las fortunas acumuladas a bancos extranjeros.

 

¡FELICIDADES, MAMÁS!

¿Qué puede agregar de nuevo, un modesto periodista, a las maravillas que se han dicho y escrito y pintado de las madres? “La madre”, novela de Máximo Gorki; “Mi madre”, cuadro del norteamericano Whistler; “A mi madre”, escultura que se admira en la Colonia Olivares; la vieja canción popular: “Dame, por Dios, tu bendición, oh madre mía adorada…”

Imposible añadir algo, más allá de mi devoción por todas las madres, creadoras de vida, realizadoras del amor, embajadoras del cielo en esta tierra de lágrimas. ¨Felicidades para todas!

 

carlosomoncada@gmail.com