Corruptos y cínicos

Corruptos y cínicos

Cuando leímos la carta feisbuquera en la que Francisco Monreal González pide a Roberto Dagnino Acuña limpiar su nombre, sospechamos que se trataba de

No apto para inocentes
Lo que pasa en Abelandia…
Relevo en el Congreso

Cuando leímos la carta feisbuquera en la que Francisco Monreal González pide a Roberto Dagnino Acuña limpiar su nombre, sospechamos que se trataba de una patraña, suplantación de identidad y una más de las múltiples formas como el karma está cobrando lo que hicieron contra los sonorenses.

Pero todo indica que no es una patraña ni suplantación de identidad del quejumbroso empresario caborquense, aunque sí es parte de ese karma aludido, relativo a lo que les pasa a los que obran mal y que para colmo pretenden ser deslindados de las porquerizas cometidas como partes importantes del corrupto entramado en el gobierno de Guillermo Padrés.

Invocar presuntos linajes y árboles genealógicos nada tienen que ver en los procesos de procuración e impartición de justicia, como nos lo dijo en una ocasión el procurador Rodolfo Montes de Oca, frente a la certeza de que en las indagatorias del saqueo perpetrado por Padrés y su pandilla, muchos apellidos de presunto rancio abolengo de esta entidad resultarían involucrados e incluso podrían ir a la cárcel.

Francisco Monreal González

Por principio de cuentas el linaje de Monreal González está muy lejos de los aristocráticos antecedentes que se autoatribuye y más bien resulta ser un piojo resucitado por su papel de prestanombres y tapadera de maniobras financieras de Padrés y su parentela, participación plenamente documentada por la PGR y la Secretaría de Hacienda y aquí lo raro es que no haya sido detenido todavía.

La carta a Roberto Dagnino es un ejemplo de cinismo de un personaje que durante seis años ostentó insultante riqueza, fundador de una veintena de empresas y operador-enlace de la red de lavado de dinero de la familia Padrés, en la cual participaron también Carlos Armando Valencia Monreal, director de Finanzas de la SEC de Jorge Luis Ibarra y Agustín Elías Monreal, alto ejecutivo del Banco Wells Fargo en Phoenix.

Por cierto, antes que se nos pase, nos comentan que ese funcionario bancario apenas la libró en una investigación del departamento de Justicia del Gobierno de los Estados Unidos, ya que si bien fue el “primer respondiente” de los depósitos millonarios de su pariente gobernador de Sonora, cumplió con los plazos a los que lo obliga la ley para que dicho recurso fuera llevado a otro banco, porque si no hubiera tenido que informar al fisco gringo.

Rodolfo Montes de Oca

Pues apenas ayer comentábamos sobre la firmeza de las imputaciones que tienen a Guillermo Padrés en la cárcel y que le prospectan una larga estancia y casualmente, ayer mismo circulo en redes sociales una carta aludida de uno de sus principales “socios” y beneficiarios, tratándose se desmarcar del exgobernador y que vienen a confirmar la firmeza de las acusaciones contra el ratero.

Vaya cinismo el de Monreal González en su cartita al otrora poderoso cuñado del ahora preso, resultando grotesco el que pretenda hacerse la víctima y negar todos los beneficios y riquezas que hizo al amparo del padrecismo. Que desvergüenza.

Más allá de todas las tropelías ya documentadas por otros colegas, acaso se le olvidó a Monreal la manera en que fingió una inversión minera y depositó 2.9 millones de dólares en septiembre del 2011 a la empresa minera SWF. O acaso también negará que firmó un contrato privado para transferir al extranjero esa cantidad, aprovechándose de una humilde viuda de Alamos, Sonora, a quien pretendieron hacerla responsable de este fraudulento esquema. Que cinismo.

Carlos A. Valencia Monreal

Pero lo bueno es que la PGR y el SAT ya lo investigan por los delitos de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y evasión fiscal, faltando conocer la respuesta que seguramente tiene a los quejidos de su exsocio Roberto Dagnino Acuña, que como se sabe, hasta ahora su nombre no aparece en ninguna indagatoria a pesar de su fuerte influencia que se le atribuye en los negocios que operó Padrés y su pandilla.

La bronca es que no sólo es Monreal González el que pretende deslindarse de las trapacerías de Padrés, sino que hay varios más que resultaron beneficiados con millonarios negocios o simplemente fueron sus prestanombres y que están tratando de verse afectados lo menos posible.

Tal es el caso de Arnoldo Elías Brown, primo del ex gobernador y quien es el representante de la empresa Toro Drillings S.A de C.V. quien en mayo del 2015 recibió un cheque de Banamex por un monto de 61 millones 480 mil pesos de parte de la Minera SWF como parte de la estrategia para lavar el dinero que trajeron del fideicomiso Dolphinus.

Y no solo eso, ya que también fue su prestanombres para una millonaria operación de 2.5 millones de dólares para adquirir una playa privada de 6 mil metros cuadrados frente a la playa en un exclusivo fraccionamiento de San Carlos, Nuevo Guaymas.

Más allá del problema legal y fiscal en el que están involucrados, en algunos casos es una lástima que también puedan afectar a empresarios que de buena fe hicieron negocio con los prestanombres del padrecismo ya que sus inversiones pueden verse afectadas por las investigaciones que realiza la PGR y el SAT y que incluso estén siendo revisados con lupa por parte del fisco federal.

David Anaya Cooley

Por otra parte, alentadores los resultados del combate al robo de vehículos en Hermosillo, en donde en mancomunado esfuerzo entre la Policía Estatal de Seguridad Pública, Policía Municipal y Policía Estatal Investigadora, se recuperaron 320 autos y se detuvo a 42 personas en poco más de un mes.

Esa fórmula de coordinación y cooperación entre instancias de gobierno, así como los nuevos protocolos de atención a denuncias vía el C4, léase nuestro buen amigo David Anaya Cooley, ya están dando buenos frutos también en otros delitos, que si así siguen, los detractores políticos del alcalde Manuel Ignacio Acosta y los promotores de la incertidumbre, tendrán que buscarle por otro lado.

Miren si no vale la pena cacaraquear el huevo: del primero de enero al 11 de febrero de este año, la Policía Estatal de Seguridad Pública ha recuperado 62 vehículos; Policía Municipal 87 y Policía Estatal Investigadora 171, logrando el aseguramiento de 42 personas por este delito, además de haber ejecutado 6 cateos y abierto 78 carpetas de investigación a proceso.

Cabe recordar que en la página de la Secretaría de Seguridad Pública www.sspsonora.gob.mx pueden consultar la Alerta preventiva, donde se señalan las cinco colonias que presentan mayor incidencia: Proyecto Río Sonora, San Benito, Los Arroyos, Centro Norte y Balderrama, sectores de la capital del Estado en donde la gente decente debe tomar mayores medidas de protección y prevención.

Manuel Ignacio Acosta

Mientras tanto, podemos asegurar que los indocumentados en Estados Unidos no viven nada nuevo ahora con la embestida antiinmigrante del presidente Trump, ya que dicha incertidumbre es común y permanente principalmente para quienes laboran en grandes establecimientos y en la recolección de productos agrícolas, sujetos siempre al riesgo de redadas y a la consecuente deportación.

Las campañas de la migra contra indocumentados particularmente en la vasta campiña californiana son periódicas y coincidentes con el cierre de los ciclos de recolección de productos agrícolas, en tanto que en las grandes fábricas las redadas coinciden en las temporadas bajas, estrategia en la que incluso los mismos patrones llaman a la migra para ahorrarse despidos.

Por lo regular, un indocumentado en EU sale de su casa consciente de que a lo mejor al termino del día estará frente a un proceso de deportación, y está preparado para eso para retornar lo más rápido posible con su familia y a su trabajo. Así ha sido siempre y con Trump y su campañita seguirá igual.

No tenemos idea de cuánto cuesta actualmente ser cruzado por algún lugar de la frontera entre Tijuana y Chula Vista y ser trasladado hasta Los Angeles, pero a mediados de los años 70 la tarifa era de 200 dólares y por lo regular eran ciudadanos gringos a bordo de lujosos automóviles los encargados del transporte sin tener mayores problemas en la revisión de San Clemente, al norte de San Diego.

Y así como antes, ahora seguramente la mayoría de los indocumentados disponen de la previsión de dinero suficiente y el contacto con el coyote de su preferencia, para un feliz retorno luego de dar una visita a la parentela en México, y esa dinámica no será detenida por muros ni más guardias.