Con cuarentena o sin ella hay que revisar la legislación electoral

HomeNamakasia

Con cuarentena o sin ella hay que revisar la legislación electoral

La atención prioritaria a la batalla contra la pandemia y al combate a la inseguridad, no debe ocultar la urgencia de ocuparse en otros frentes. No es frivolidad apartar tiempo para revisar la legislación electoral sino una obligación

LUNES CULTURAL: fallas en la información de la Universidad
Coronavirus aparte, buena noticia para la tribu guarijío
El combate a la corrupción, responsabilidad social y oficial

Carlos MONCADA OCHOA

   La atención prioritaria a la batalla contra la pandemia y al combate a la inseguridad, no debe ocultar la urgencia de ocuparse en otros frentes. No es frivolidad apartar tiempo para revisar la legislación electoral sino una obligación. De acuerdo con la Ley sólo faltan nueve días, incluidos los fines de semana que le quedan a mayo, para proponer, discutir y aprobar en el Congreso los cambios pertinentes.

  En su oportunidad, se señaló en esta columna que el PAN, sin posibilidad de éxito en los comicios del año venidero, maniobraba para incluir en la Ley la segunda vuelta electoral (creo que todos los lectores saben en qué consisten) como único recurso para, mediante alianzas, acercarse al triunfo.

  Hay acuerdo tácito de los partidos de dejar de lado ese cambio, y por lo mismo, habría tiempo para tratar otras modificaciones importantes. Creo que lo es  agendar los proyectos respectivos pues si se pierde la oportunidad que ofrece mayo habrá que esperar tres años más.

  (Por cierto, hay panistas que consideran a Damián Zepeda (¿o Cepeda?) un candidato aceptable para gobernador).

AL INFIERNO LOS TRAIDORES A LA PATRIA

  Parece algo teatral este subtítulo, y es que expresar que deben ir a la cárcel o incautarles los bienes a quienes, con el visto bueno de los hoy ex presidentes, amasaron fortunas gigantescas, no es suficiente para dar dimensión a nuestro desprecio.

  Antes de que termine este sexenio, un investigador capaz, o un equipo de investigadores, debe escribir un libro en el que se explique el origen y forma de operar de los huachicoleros, calcular los miles de millones de dólares que le robaron a México con la industria del huachicol; los robos de los gobernadores a sus presupuestos respectivos; los terribles trafiques en la industria farmacéutica y en la compra de medicinas para el sector oficial; el aprovechamiento de fuentes naturales de energía que son propiedad de la Nación y tantos otros rubros de explotación salvaje que llevaron a México a la postración económica.

  Por ahora, la relación quedaría coronada por los miles de millones de dólares que los presidentes neoliberales robaron a las refinerías reportando inversiones que se quedaron en sus cuentas bancarias particulares, según los datos que escuchamos en la mañanera de ayer.

  Para lo que le falta al sexenio, la información continuaría aumentando, y la única manera de no olvidarla es dejar constancia pública, por escrito, de la ola de podredumbre que estuvo a punto de matar a la Patria. No se necesitará realizar más campaña para 2024 más que imprimir ese libro y hacerlo circular por toda la República.

carlosomoncada@gmail.com