Comienza la 2ª etapa del proceso rectoral y comienza el juego sucio

Comienza la 2ª etapa del proceso rectoral y comienza el juego sucio

Carlos MONCADA OCHOA Uno de los pocos espacios de decencia y cultura que nos queda es la Universidad de Sonora. No lo echemos a perder. Hoy comenza

La razón por la que Padrés se entregó es simple: no tenía salida
Responso por mi amigo Enrique Flores López
Violatoria de normas jurídicas y morales, la conducta de Raúl Ramírez (2ª. Parte)

Carlos MONCADA OCHOA

Uno de los pocos espacios de decencia y cultura que nos queda es la Universidad de Sonora. No lo echemos a perder. Hoy comenzará la segunda etapa del proceso para elegir al Rector, sin duda la más importante porque podrá uno escuchar de viva voz los planes de cada aspirante y habrá la oportunidad de hacerles preguntas.

También ha comenzado una etapa sucia, no sé si con autorización expresa de uno de los candidatos o porque sus simpatizantes creen que así lo ayudan. Un colaborador del “Diario de Hermosillo” tuvo el dudoso honor de lanzar dardos calumniosos contra uno de los más fuertes candidatos. Debe pensar que los miembros de la Junta Universitaria, maestros, académicos de criterio independiente, se basarán en chismes para emitir sus votos.

Al contrato, si se prueba que detrás de los ataques se halla otro aspirante, habrá un argumento válido para congelarlo en el camino de sus propósitos.

En el auditorio del Centro de las Artes, cada mañana, a las 10 horas, se presentarán dos aspirantes, y dos cada tarde. Habrá cuatro más, con el mismo horario, el miércoles y el jueves, y la mañana del viernes, los dos últimos. Podrán ser escuchados en persona o por Radio Universidad. Y se ordenarán las participaciones por orden alfabético, como se hizo en las comparecencias desde los estudios de la Radio.

En esta columna iremos reseñando lo que exprese cada uno de los catorce. Que haya suerte.

 

EL PEZ POR SU BOCA MUERE

Para que se alivie el terror de los mexicanos ante la conducta del loco Trump, hay que confiar en que se siga extendiendo la abierta reprobación de grandes sectores de norteamericanos, única que podría detenerlo. Tal reprobación crece conforme se producen los pronunciamientos de este demente.

No escribo por escribir. Ayer, en Tele Fórmula, el doctor Juan Ramón de la Fuente hizo una descripción sencilla y clara de la psicología del casi presidente gringo. Es el millonario soberbio incapaz de apreciar lo que otros opinan porque supone que él, y sólo él, tiene la razón. Creo que al secretario de Relaciones, el que llegó para aprender, y todos los que tendrán la triste obligación de tratar al fulano de que hablo, harían bien en estudiarlo con el criterio científico del ex rector de la UNAM.

Es el modelo ideal para repetirle en un grito universal la frase clásica del Peje: ¡Cállate, chachalaca! Pero, paradójicamente, ya que tiene la aviada, no hay que dejar que guarde silencio pues conforme más habla, más se compromete y enseña el vil cobre.

El autócrata agarró pleito con la China Comunista y con la canciller alemana, y ni qué decir con los latinoamericanos, Hacemos votos para que se cumpla la vieja sentencia; el pez por la boca muere.

 

carlosomoncada@gmail.com