Claudia la vuelve hacer

Claudia la vuelve hacer

Despejada la polvareda por la fallida estrategia legislativa del PAN para defender a Guillermo Padrés, permite valorar los efectos de la exitosa gesti

De diputadas y diputados
Pasmado el PAN
Se mueve la justicia

Despejada la polvareda por la fallida estrategia legislativa del PAN para defender a Guillermo Padrés, permite valorar los efectos de la exitosa gestión de la gobernadora Claudia Pavlovich, para que todos los sonorenses accedamos al máximo subsidio al consumo de energía doméstica, que otorga la Comisión Federal de Electricidad.

Ya avanzado el verano, el año pasado lo consiguió y en éste lo vuelve hacer, pero desde el principio de la tarifa de verano a partir del primero de mayo, luego de poner en práctica su reconocida capacidad de gestión y lograr renovar el convenio correspondiente ante la paraestatal y con el aval de la Secretaría de Hacienda, se acordara fijar la tarifa 1F para todos los usuarios de la entidad.

De acuerdo a la nueva normatividad en la CFE, se corría el riesgo de volver a los criterios tarifarios diferenciados para las diversas regiones de la entidad, luego que el año pasado se incorporaron a la tarifa 1F a más de 270 mil familias beneficiarias de un subsidio de alrededor de 270 millones de pesos.

El convenio logrado por la gobernadora para este año incrementa dicho monto a poco más de 301 millones de pesos, con un incremento al padrón de consumidores del cuatro por ciento, con cobertura en todo el territorio estatal con esa tarifa doméstica.

Dada la magnitud de los efectos de esa gestión concretada por la mandataria estatal, la guasanga de los diputados locales vasallos de Padrés pareció una cortina de humo tendida para distraer al respetable, que más que nada le importa la solvencia de sus carteras en lugar de los garegoleos legislativos con que el PAN Sonora quiere sacar de la cárcel a su patrón.

Javier Quintanar

Es que como dicen por ahí good news, bad news, esto es para efectos mediáticos e intereses mercantiles de los medios de comunicación, que a propósito y a la inversa, nunca una buena noticia como el rechazo a la huelga por la mayoría de la base sindicalizada de la Universidad de Sonora, revierte esa expresión gringa para dejarla en un good news, good news.

Miren, cuando todo indicaba que no tendría buen fin el radicalismo de los dirigentes del STAUS y del STEUS, Javier Quintanar Gálvez e Ismael Arredondo Casillas, respectivamente, confrontados con la dureza dogmática tan tradicional del rector Heriberto Grijalva Monteverde, la democracia interna de ambas organizaciones sindicales puso a todos en su lugar, al votar por el no a la huelga la mayoría de sus miembros, en el marco de asambleas citadas para tal efecto.

Esa buena noticia sí es una buena noticia y excelente referente de la eficaz intermediación y procuración de consensos que se promueven desde el Palacio de Gobierno a través del Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella y del titular del Trabajo, Horacio Valenzuela Ibarra.

Miguel E. Pompa Corella

A fin de cuentas, 815 académicos dijeron no a la huelga, en tanto que 507 votaron por el sí, con 20 sufragios nulos, en tanto que 625 trabajadores manuales dijeron que sí a la huelga contra 724 que la rechazaron, con sólo nueve votos nulos, para de esa forma evitar una de las principales fuentes de desprestigio social de nuestra querida Alma Mater.

No se trata de satanizar a los sindicatos ni a sus dirigentes, así como tampoco a la autoridad universitaria, pero por lo regular, torpezas y cerrazones de ambas partes han provocado esporádicos conflictos laborales, cuando en esta ocasión la buena noticia es que la mayoría de las bases de ambos sindicatos se impusieron y rechazaron, la inequívoca intención de estallar por parte de sus dirigentes y la actitud “me importa madre” por parte de la patronal.

Por otra parte, nos reportan que contrario a los decires pitufos, el Fiscal Anticorrupción de Sonora, Odracir Espinoza no distingue colores ni nada cuando se trata de atender denuncias y ya ve hizo comparecer en condición de indiciado al exalcalde de Nogales, el presunto priista Ramón Guzmán, quien además es el principal responsable de que el PRI haya perdido la alcaldía y las dos diputaciones locales con cabecera en esa frontera.

Y esperen, porque nos avisan que ya está debidamente integrada la causa que con demoras y todo, se le sigue en la FAS a Vicente Terán Uribe, a quien sus detractores le han armado un voluminoso expediente de denuncias en las que se incluye a doña Irma, su esposa y todo indica que está por salirles cita para que comparezcan en la instancia donde las manda cantar el ratificado por la legislatura.

Héctor Ruvalcaba

No estaría mal ni sería extraño que el caso contra “El Mijito” se destrabara y tampoco sería de extrañar el que escalaran las denuncias en contra del alcalde actual Héctor Ruvalcaba Gastelum, sobre quien abundan versiones respecto a que en eso del manoteo no canta mal las rancheras.

Curioso caso el de Ruvalcaba Gastelum, en el que confluyeron los más disímbolos factores políticos de esa frontera con el fin de acabar con el añejo cacicazgo de la familia Terán, lo cual consiguió con singular holgura luego que le cayera del cielo la candidatura del PAN a la alcaldía.

Poco tiempo duró la miel sobre las hojuelas entre sus aliados y mecenas, el cura en retiro Iván de Jesús Bernal a quien incluso nombró jefe del gabinete municipal y al priista acérrimo adversario de Terán Uribe, el cenecista Antonio Cuadras, rompiendo lanzas hasta con varios regidores del PAN, quienes han hecho varias denuncias sobre actos de corrupción, nepotismo, desvío de recursos y demás.

Mientras tanto, desde Cajeme recibimos un claro ejemplo de cómo la paciencia, la civilidad, el oficio y la responsabilidad política, son factores indispensables para resolver diferencias y como muestra está el retrato donde aparecen sonrientes el Secretario de Imagen Urbana y Servicios Públicos del ayuntamiento, nuestro amigo Marcelo Calderoni Obregón y Juan Ángel Cervantes Cota, troglodita que abanderó la inconformidad en el área de recolección de basura.

Faustino Félix Chávez

Esa foto demuestra la capacidad para resolver problemas y conflictos por parte del alcalde Faustino Félix Chávez y su equipo, particularmente en ese rubro, luego de la incertidumbre generada por la decisión de concertar con TecMed la recolección de basura entre los trabajadores recolectores, que como se sabe fue alimentada por políticos opositores y hasta algunos del mismo PRI para golpear la imagen del alcalde, contra quien se fueron con todo e incluso vaticinaron el fin de su carrera política.

Pues no, porque el tiempo ha dado la razón y ya se observa franca mejoría en la prestación del servicio, desmintiéndose además las versiones de perjuicios en contra de los tirabichis, destacando Calderoni Obregón como pieza clave para resolver una situación muy complicada y un conflicto por el atrevimiento de tomar decisiones de fondo a favor de la comunidad que gobiernan.

Bien por el Marcelo luego de demostrar tener lomo de piedra cuando al término de una entrevista de radio, tuvo que soportar una sarta de estupideces e insultos de parte de quien ahora posa sonriente junto a él y a quien pudimos divisar en todos sus desfiguros cuando venía al Congreso del Estado a replicar las estulticias que vomitaba en Ciudad Obregón.

Pero qué bien que esos episodios sean agua pasada y ya las cosas marchen bien y sin el ruidajo de quienes obviamente no sabían de lo que hablaban cuando cuestionaban la decisión de concesionar a empresa privada la recolección de basura.

Manuel Ignacio Acosta

Pues también en Hermosillo el alcalde Manuel Ignacio Acosta tiene locos qué lidiar, porque ya ven ustedes la puntada que se aventó Jesús Díaz, representante del grupo de “bomberos voluntarios” en rebeldía, al enviar oficio en el que se cita a tal hora y en tal lugar al munícipe con el fin de atender diversas peticiones que no se han atendido, dicho sea de paso, por la formación panista del “líder” tan dado a la reculada.

Este Chuy Díaz debió legar muy temprano al reparto de autoestima para enviar ese citatorio al alcalde, quien en todo caso envió a su mejor apaga fuegos, el secretario de la comuna, Jorge Andrés Suilo, quien por fin pudo meter en la horma a ese sujeto, más que nada por la presión de bomberos con muchos años de servicio y que arriesgaban un retiro y pensión digna por las locuras del liderzuelo.

A fin de cuentas, todo indica que luego de varias reversas, en la negociación se aceptó la oferta original del Maloro, que consiste en un incremento del 15.5 por ciento a nómina; 28 nuevas plazas y 33 nivelaciones, aunque habrá que ver si como ya estila, el Chuy recibe instrucciones en contrario y vuelve a meter reversa para volver a empezar.