Calientan sucesión

Calientan sucesión

Si bien lucen muy adelantados los perfilamientos de quienes desde ya notifican aspiraciones por la gubernatura en el aún lejano 2021, en el caso de la

Buen punto del “Maloro”
Clérigo versátil
Temeraria provocación

Si bien lucen muy adelantados los perfilamientos de quienes desde ya notifican aspiraciones por la gubernatura en el aún lejano 2021, en el caso de las alcaldías resulta lógico y natural el progresivo calentamiento del ambiente a menos de un año de la elección.

Particularmente en Hermosillo tanto los del PAN como los del PRI ya entraron en esos tradicionales procesos de deslindes y definiciones con miras a posicionarse en eventuales contiendas internas, que en el caso de los del blanquiazul pues de plano no tienen mucha tela de donde cortar, distinto a los priistas con una robusta caballada de aspirantes a suceder en el cargo a Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez.

En ese contexto, interesante el desglose del titular de la SEC, Ernesto de Lucas Hópkins, respecto a los retos que debe superar para lograr la candidatura a la que tanto se le perfila: lograr el consenso en el PRI, la Gobernadora, el aval del candidato presidencial y de Manlio Fabio Beltrones, que si se tratara de un consuelo, al igual que él, todos y todas con aspiración similar deberán librar esas aduanas.

Obvio el activismo que realizan para suceder a “El Maloro” las diputadas Flor Ayala Robles Linares y Kitty Gutiérrez, así como el diputado federal Ulises Cristópulos, quien dicho sea de paso, para nada lo limita en dicha aspiración, el ser parte del equipo de transición del gobernador electo en el Estado de México, Alfredo del Mazo.

Ernesto de Lucas Hopkins

En el caso de los tricolores podrían ser más los apuntados como puede ser el también diputado David Palafox, no descartándose una candidatura ciudadana más o menos del nivel del empresario Servando Carvajal, quien como se sabe se deja querer, al igual que los hace por rumbos del PAN la también empresaria Mirna Rea.

Frente a la cruda realidad de la vasta capacidad para corromper de Guillermo Padrés, entre los del PAN las cosas están muy raleadas y güilas y deberán buscar con lupa ya no a quien les de alguna esperanza de ganar la elección, sino que no tenga cola que le pisen en los procesos de procuración e impartición de justicia actualmente en desarrollo.

Es por eso que andan placeando en estos días a Edmundo García Pavlovich a quien en el 2006 lo hizo morder el polvo la ahora gobernadora Claudia Pavlovich en la disputa por una de las diputaciones con cabecera en Hermosillo y tres años después le aplicó el mismo rigor “El Pato” de Lucas en la diputación federal por el Distrito 03, y curioso el caso de que pudieran verse las caras nuevamente en la próxima elección por la alcaldía capitalina.

Edmundo García

García Pavlovich es un activo del PAN bastante gris y de muy bajo perfil y por eso hay que tomar con toda reserva la versión esa respecto a que cruzó sin mancharse el atascadero padrecista, luego de pasarse el sexenio como subsecretario de economía, aunque antes, en el 2006 fue parte de la estampida de panistas, junto a Edmundo Briseño y Javier Gándara, que pretendieron arrebatar a María Dolores del Río la prerrogativa de postular a su sucesor, quien como se sabe fue Rodolfo Flores, aplastado por el priista Ernesto Gándara, ahora senador de la república.

En el proceso de definiciones del PRI en Cajeme, también gravitan los factores citados por “El Pato” en Hermosillo, con el agregado del factor Ricardo Bours Castelo, mencionándose como perfilados a relevar al alcalde Faustino Félix Chávez al diputado federal Abel Murrieta y a la Senadora Anabel Acosta, sin descartar a los diputados locales Omar Guillén y Emeterio Ochoa.

Pero de regreso a la pitufada hermosillense, a ver qué tan limpio salió “EL Mundo” de un área de gobierno a la que se le ubica como parte del entramado del escándalo del fraude en el programa de uniformes escolares, así como sus relaciones cercanas con quien también fuera funcionario de Economía, Gregorio Ramírez Cerecer, detenido a fines de octubre del 2014 e imputado de ser parte de una banda de extorsionadores integrada por el agente del Ministerio Público Roberto Carlos Díaz Rodríguez y José Angel Calderón Piñeiro, Director General de Responsabilidad y Situación Patrimonial de la Contraloría del Estado.

Sabe qué tan consistentes pudieran ser esos elementos como para que perjudiquen las aspiraciones de García Pavlovich, quien como sea, es el panista de más o menos cierto nivel cuya carrocería no resultó tan abollada por la corrupción e incompetencia de su partido en el gobierno estatal.

Anabel Acosta

A propósito de aquel escándalo destapado por el mismo procurador Carlos Navarro a fines de octubre del 2014, vaya que a poco más de dos años y medio después, se le calienta el terreno a Calderón Piñeiro luego de la imposibilidad de ser notificado por la Fiscalía Anticorrupción, en el marco de una indagatoria que al ser iniciada por el mismo procurador panista, más que nada fue para tender cortina de humo para distraer al respetable de las broncas judiciales de Padrés.

Navarrito mantuvo oculto ese asunto hasta donde pudo, pero obligado por la necesidad de noticias distractoras y al calibre del personaje a quien pretendían extorsionar, dio a conocer la trama armada en el mismo corazón de la contraloría que entonces encabezaba María Guadalupe Ruiz, a quien estaría por llegarle la lumbre al menos por ser tapadera de las marranadas del padrecismo.

Además, esa operación donde se sacaba dinero a quienes tenían pendientes en agencias del Ministerio Público o en la misma contraloría estatal, ya había dejado un saldo de muerte, toda vez que un mes antes de la detención, fueron ejecutados en el estacionamiento de un centro comercial capitalino, los hermanos Gabriel y Miguel Arturo Granillo López, éste último secretario Auxiliar de Acuerdos de la PGJE y asociado a Díaz Rodríguez.

Tenemos entendido que los detenidos salieron bajo fianza en atención a la laxitud del panismo gobernante para con los suyos y lo último que se supo de Calderón Piñeiro fue que anduvo operando en Agua Prieta en la pasada elección a la alcaldía, apoyando las frustradas aspiraciones de su cuñado el excura, Iván Bernal.

Rodrigo González Enríquez

Al que de plano ya se le botó la catota es al “catedrático” del ITSON, Rodrigo González Enríquez, operador de la pretendida millonaria extorsión contra la empresa que instala el gasoducto a su paso por territorio yaqui y que ahora se espanta porque elementos de la PGR le hicieron una visita a su domicilio para hacerle entrega de un citatorio.

Acudir a la muletilla de culpar de todo lo que le pueda pasar a la gobernadora y al secretario de gobierno, es un recurso ruin y cobarde de quien obviamente sabe a quienes está agraviando y de toda la normatividad jurídica que viola en su obsesivo sabotaje en contra de una infraestructura que representa progreso para el Sur de Sonora, incluida la tribu yaqui.

Sabe de qué se espante quien mangonea reducido grupúsculo que se opone a al tránsito de ese tubo por el derecho de vía de la carretera de cuatro carriles y quien de acuerdo a representantes de la empresa, exige 200 millones de pesos como condición para pacificar a sus mangoneados.

Mientras tanto, hubo acción por rumbos del Congreso del Estado, ya que en la sesión de la Diputación Permanente rindió protesta y quedó instalada la comisión de selección que seleccionará a los cinco integrantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción.

Ante la representación del Poder Legislativo de la entidad, levantaron la manita Marco Antonio Andrade Aguirre, Álvaro Bracamonte Sierra, Leticia Elizabeth Cuesta Madrigal, Karina Gastélum Félix, Adolfo Jorge Harispuru Bórquez, Teresita Lanz Woolfok, Luz Mercedes León Ruiz, Guillermo Alejandro Noriega Esparza y Javier José Vales García, quienes tendrán manos libres para el diseño del mecanismo de selección y la selección misma de los cinco representantes de la sociedad civil en el SEA.

Sergio Torres Serrano

Por otra parte, este miércoles hay fiesta de manteles largos por rumbos del departamento de Agricultura y Ganadería de la Universidad de Sonora, ya que se cumple el 42 Aniversario del nacimiento de la Fraternidad de Agrónomos, organización de profesionales de gran prestigio cuyo primer presidente fue Jorge Amaya Acedo por allá en 1975 y que ahora es presidida por nuestro amigo Roberto Contreras García.

El evento conmemorativo se llevará a cabo a partir de las cinco de la tarde en el auditorio del departamento de Medicina e incluye la presentación de una reseña histórica de los 42 años de la Fraternidad de Agrónomos y la entrega de reconocimiento a trayectorias de varios de sus socios, como es el caso de Sergio Torres Serrano, Jesús Avila, Marco Antonio Terán Rivera, Jesús Minjárez y Miguel Cruz Ayala.