Buscan diputados del PRI solución a problema financiero de SIRM

Buscan diputados del PRI solución a problema financiero de SIRM

Presentan Brenda Jaime y José Luis Castillo propuesta para que San Ignacio Río Muerto pueda contar con finanzas sanas de una manera justa y permanente

“Innovar es la clave del éxito”: Flor Ayala
Inicia ISM Foro Estatal por el Fortalecimiento de las Mujeres
Presentan la estrategia “Agentes IHJ” para la prevención del delito

Una propuesta para que se incremente la asignación de recursos a San Ignacio Río Muerto en el Presupuesto 2017 de Sonora, que le permita a ese municipio cumplir con sus compromisos básicos, presentaron este jueves los diputados priistas Brenda Jaime y José Luis Castillo.

La iniciativa con punto de acuerdo resuelve incluir ese caso en la discusión del paquete fiscal del Gobierno del estado para el próximo año, con el fin de lograr una solución estructural justa y permanente para que el citado municipio pueda contar con finanzas sanas.

El diputado José Luis Castillo agradeció la buena disposición de los diputados para apoyar esta iniciativa y se mostró confiado en que se encontrará la manera de que San Ignacio reciba un aumento en su presupuesto de 49 a 66 millones de pesos.

“No podemos cerrar las puertas al progreso ni a las necesidades de la ciudadanía que nos eligió por lo que es de urgencia brindar la ayuda que vino a solicitar el alcalde Fermín Guillén”, señaló Castillo Godínez.

En el mismo sentido se expresó la diputada Brenda Jaime, quien explicó que son algunas problemáticas parecidas en algunos municipios pequeños del estado y es un tema que tendrán que analizar las Comisiones Unidas de Hacienda para poder ayudarlos.

El presidente municipal de San Ignacio Río Muerto, Fermín Guillén Valenzuela, informó que le deben 18 quincenas a los empleados de confianza, además que el sindicato los tiene emplazados a huelga y están a punto de que la CFE les suspenda el servicio del alumbrado público.

Con una población de casi 15 mil habitantes, el municipio cuenta con 36 trabajadores sindicalizados y 72 empleados de confianza a los que se les adeudan alrededor de seis millones de pesos en sueldos.

Guillén Valenzuela explicó que actualmente los afecta un financiamiento de 30 millones pesos, por el cual les descuentan alrededor de 700 mil pesos pesos, aparte de un
préstamo que pidieron para aguinaldos que son otros 450 mil pesos.

Como única fuente de ingresos, añadió, cuentan con el cobro del impuesto predial ejidal, lo que no es suficiente para cubrir servicios, nómina, ni proveedores como es el caso de la Comisión Federal de Electricidad.

“La única solución que vemos para que el Ayuntamiento de San Ignacio pueda brindarle a sus ciudadanos los servicios básicos y que nos ayude a evitar que el municipio entre en un estado de ingobernabilidad, es que el Congreso del estado nos ayude”, dijo el edil.

COMMENTS