¡Bienvenidos a Junio, no bajemos la guardia en el cuidado personal!

HomeNamakasia

¡Bienvenidos a Junio, no bajemos la guardia en el cuidado personal!

El primero de junio se puso como punto de referencia, desde hace varias semanas, para tomar decisiones sobre la reactivación económica y la educativa, pero en nada altera el cumplimiento de las recomendaciones que nos ayudan a evadir el contagio, es decir, no formar parte de aglomeraciones, usar tapabocas, lavarnos las manos, etc

Ahora sabemos qué es un héroe, y que Sonora tiene héroes
La Fundación Colosio me hizo víctima de un complot
¡Cuidado! Los panistas quieren resolver el fin del corrupto Búrquez

Carlos MONCADA OCHOA

El primero de junio se puso como punto de referencia, desde hace varias semanas, para tomar decisiones sobre la reactivación económica y la educativa, pero en nada altera el cumplimiento de las recomendaciones que nos ayudan a evadir el contagio, es decir, no formar parte de aglomeraciones, usar tapabocas, lavarnos las manos, etc.

  Debe haber personas que no comprenden esto; si el lector tiene amigos o vecinos que se hacen bolas, ármese de paciencia y explíqueselo; es por el bien de todos.

  Como es urgente que los comercios, las oficinas de gobierno, las escuelas, los hoteles, los restaurantes y mil otros negocios inicien el camino a la normalidad porque la sociedad necesita generar ingresos, el gobierno federal y el estatal, de común acuerdo, están fijando las fechas para que cada quien vuelva a sus ocupaciones según el tipo de éstas.

  Habíamos informado ya que la ensambladora Ford recomenzó sus tareas. Y en el ámbito universitario, si a estas horas no se fjjó la fecha para que reanuden su vuelo los aguiluchos, lo harán de un momento a otro.

  Pero de ninguna manera se autoriza a olvidar las precauciones que ya hemos aprendido. Los que vayan saliendo a sus trabajos o sus estudios, a desempeñar labores de mensajeros, a atender clientes en el mercado, como taxistas, en los talleres, en las construcciones, continúan en riesgo. El contagio no ha parado. Procuremos no figurar entre los contagiados.

  Es tedioso repetirlo y repetirlo pero es nuestra obligación. Ya que estás aquí, Lector, echa una mano.

EL PRESIDENTE EN GIRA

  Con buenas razones debe haber convencido el cuerpo médico al Presidente de la República de que no viajara en avión al sureste, al reiniciar sus giras. Hará los recorridos por carretera. Vale la pena que quienes tengan planes para viajar en avión procuren enterarse, como sin querer queriendo, de los motivos de ese cambio.

Podrían aprovechar en su beneficio conocer por qué.

   No son pocas las voces que se han escuchado pidiendo al Presidente que no termine aún con la disciplina del “quédate en casa”, que por lo que le toca sería “quédate en el palacio nacional”. Y hay críticos huecos que dicen que su premura en restablecer el contacto con los habitantes de los estados reside en conservar su popularidad.

  Esa es una forma pueril de razonar. Para los mexicanos alejados del centro del país es importante saber, aunque ahora no podrán verlo más que por televisión, que su Presidente está compartiendo con ellos su paisaje, sus alimentos, sus desvelos y sus problemas. Y hacerlo, para el Presidente no sólo es el gusto que deriva de gobernar sino un deber que necesariamente ha de cumplir.

   La relación se fortifica entre gobernante y gobernados y resulta ridículo  que pudiera ser afectada por un par de claxonazos. 

carlosomoncada@gmail.com