¡Atención, presidentes municipales! ¿Listos para la reelección?

¡Atención, presidentes municipales! ¿Listos para la reelección?

Carlos MONCADA OCHOA En menos de un mes, los presidentes municipales deberán dar a conocer si informe de labores correspondiente al periodo 2016-

Amo a esta dama que hoy llega a los 74 años: doña Universidad
Le veo fallas al esquema del informe.- Golpe a los obreros al eliminar las juntas de Conciliación
Entre gasolinazos y el terror a Trump, López Obrador avanza

Carlos MONCADA OCHOA

En menos de un mes, los presidentes municipales deberán dar a conocer si informe de labores correspondiente al periodo 2016-2017. Un poco antes, se habrá iniciado el periodo electoral 2017-2018 y para entonces, aquellos alcaldes que aspiren a continuar en el cargo habrán tomado la gran decisión.

¡Qué interesante situación! Creo que ningún periodista de la fuente política imaginó hace tres años que estaríamos en butaca preferente, listos para observar acontecimientos hasta hoy inéditos. Para comenzar, ¿cuál será el tema central de sus campañas?

Hasta ahora, había sido relativamente fácil armar un discurso de promesas sobre las deficiencias, omisiones y fallas del presidente municipal que está terminando, aunque fuera del mismo partido del presunto candidato. Se señalaba a los ciudadanos los puntos débiles de la administración a punto de marcharse, y se les prometía hacer las cosas de manera distinta. La habilidad para convencer mediante promesas era la clave.

En la situación que viene, el alcalde que va terminando tendrá que hacer autocrítica con el inconveniente de que el rico filón de las promesas no será tan explotable como en su campaña anterior, porque ahora lo conocen; le podrán poner a la vista documentos, cifras, pruebas concretas de que ha fallado. ¿Y cómo garantizará que no seguirá fallando si se le da una segunda oportunidad?

La generalizada actitud de escepticismo que ha echado raíces en la idiosincrasia de la sociedad mexicana hará a los ciudadanos dudar del funcionario que asegura, aunque tenga buenas pruebas a la mano, que ha gobernado con honradez y eficacia, y al contrario, lo empujarán a dar crédito a las pruebas en contrario, por débiles que sean.

En una nota periodística aparecida hace varios días, se dijo que el líder del PAN en Sonora calculaba en ocho o nueve el número de presidentes municipales de ese partido que intentarán la reelección. No dio los nombres porque, a su juicio, no era el momento. En principio, y dadas las condiciones que he intentado describir, me parece que el número peca de optimismo.

Y no he expuesto un problema importante para el que quiera seguir en el cargo, sea del PAN o de cualquier otro partido, y que encontrará entre sus compañeros de organización: los que no están de acuerdo en la reelección de su colega porque aspiran ellos mismos a la candidatura. ¡Vaya usted a saber si no serán esos compañeros que ambicionan el puesto los principales enemigos de quien desea reelegirse.

Estamos, pues, cerca de presenciar episodios singulares en la historia política de los municipios. Hay que estar atentos a la impaciencia de los ciudadanos que se mueren por ayudar a que su presidente municipal disfrute otros tres años al frente del gobierno; seguramente la emoción cívica los empujará a manifestar con vigor su entusiasmo para exigirle al alcalde que se sacrifique un poco más por la comunidad.

(Claro que cuando esos ciudadanos se acerquen al palacio municipal habrá que registrarlos, no sea que además del entusiasmo lleven tomates y huevos podridos para el caso de que surjan opiniones contrarias).

carlosomoncada@gmail.com

COMMENTS