Aristocracia disputa la UGRS

Aristocracia disputa la UGRS

No queríamos entrarle a la alegata que traen Héctor Platt Martínez y Daniel Baranzini Hurtado y nos conformábamos con presenciar el centaveado debate que despliegan en espacios editoriales, toda vez nuestra percepción de que para efectos de la mayoría de los ganaderos de Sonora son más de lo mismo

Alentador mensaje
Adultos mayores, prioridad
Ventajas de la honestidad

No queríamos entrarle a la alegata que traen Héctor Platt Martínez y Daniel Baranzini Hurtado y nos conformábamos con presenciar el centaveado debate que despliegan en espacios editoriales, toda vez nuestra percepción de que para efectos de la mayoría de los ganaderos de Sonora son más de lo mismo.

De entrada y de acuerdo a nuestra experiencia, dado nuestro origen y formación rural, antes con “candidatos de unidad” y ahora con dos en disputa por la presidencia de la Unión Ganadera Regional de Sonora, el discurso en favor de los pequeños ganaderos es una calca que esporádicamente genera esperanzadoras perspectivas, para luego ser fuente de la frustración y la del desengaño de siempre.

La realidad del pequeño ganadero sigue siendo la misma, con reducidos espacios para acceder a programas de apoyo de instituciones de gobierno, en donde los de siempre los interceptan aprovechando información privilegiada que disponen, mientras los que más los necesitan tienen que conformarse con pinchurrientos cinco rollos de alambre, media docena de pacas y cuando quieren pensar a lo grande, se les exige la mitad del costo de una trampa, recursos que obviamente no tienen.

Pero a la vez, son víctimas del coyotaje de los compradores de ganado, que cual mafia bien estructurada, despliegan a sus intermediarios para castigar precios del becerraje que ellos comercializan al doble o más, en el mercado gringo, y de eso debe saber mucho Baranzini Hurtado.

Eduardo Bours Castelo

En ese contexto, Platt Martínez se mueve en un agostadero minado, primero porque ha generado la percepción de ser el candidato oficial a la reelección y segundo, por su a todas luces innecesaria confrontación declarativa con personajes del más rancio abolengo en esa importante actividad económica, como es el caso del exgobernador Eduardo Bours Castelo y otros cuellos 18 por el estilo, con el copeteado de hacer germinar la idea de que hay ganaderos del norte y hay ganaderos del sur.

Por cierto, vaya la contundencia del posicionamiento del exgobernador frente a la catilinaria excluyente e imprudente de Platt Martínez, quien mejor haría en no seguir por esa ruta porque podría irle peor.

Por su parte, Baranzini Hurtado, recurriendo la corriente de moda en un sector tradicionalmente conservador, trae un rollo populachero y pseudo democrático, que a ojo de buen cubero lo tiene crecientemente posicionado como contendiente, conjuntando apoyos disímbolos como lo son connotados representantes de MORENA y liderazgos sociales de corte muy tradicionalista.

En nuestro caso, somos sumamente escépticos respecto a que las cosas cambien en la UGRS con cualquiera de los dos aspirantes en la presidencia y ese es el sentir de la gran masa de pequeños rancheros que no es seducido por el canto de las sirenas y que se atienen a sí mismos para seguir medio viviendo de sus animalitos, quedando para el anecdotario el furibundo intercambio editorial que financian uno y otro.

Martín Matrecitos

Miren, para poder acceder a los favores de la UGRS que permitan por ejemplo, paliar crisis por la sequía o aprovechar recursos financieros programados para la ganadería en instancias de gobierno, se requiere de palancas que por lo regular el pequeño ganadero no tiene y que es más, ignora la existencia de esos apoyos, y no creemos que Platt y Baranzini cambien esa realidad a partir de la experiencia a lo largo de las dirigencias que ha tenido ese gremio en los últimos 20 o 30 años.

Y como somos parte de una familia con más de 120 años en prácticas ganaderas, sabemos a lo que nos referimos, valiéndose subrayar que en los últimos 50 años sólo se ha podido concretar alguna gestión de apoyo en una media docena de ocasiones y éstos han sido mínimos o sea, la UGRS no es factor sustancial para elevar la calidad de vida de la gran mayoría de sus agremiados frente a esa minoría voraz y acaparadora.

Es por todo lo anterior, que el pequeño ganadero, ese de tegüas, con sombrero que no acabala una x y que batalla al día a lomo de mula, que va andar sabiendo de subastas, ya que solo es una estadística gremial que poco o nada puede hacer ante gargantones cuyos empleados mueven sus hatos de alto registro en cuatrimotos, quedando solo la esperanza de que en esta temporada, el coyote que compra sus becerros no se lo chingue tanto y que haya suficientes panelas como para vender algunas. 

Mientras tanto, a penas a mediados de octubre pasado la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas, solicitó y el cabildo le autorizó, la contratación de un crédito por poco más de 279 millones de pesos, y en la sesión extraordinaria de este miércoles, seguramente le será autorizado otro por un monto de 100 millones de pesos más, para atender problemas de liquidez, según el orden del día.

Manuel Ignacio Acosta

Miren, tales montos son menores a los 280 millones de pesos, por lo que de forma ladina la munícipe evita que dicho trámite sea resuelto por el Congreso del Estado y elude el riesgo de que impere el criterio del no más endeudamiento que tanto pregonó MORENA en tiempos de campaña, pero que en el caso del ayuntamiento, por supuesto en el cabildo no hay problema al tener el PAN el control.

Curiosamente, tal nueva solicitud de endeudamiento se da a conocer luego de los escopetazos al aire con motivo de la intención de rescindir o de renegociar el contrato para la modernización de la red de alumbrado público capitalino, como si esa inconformidad hubiera sido una cortina de humo, que a fin de cuentas no ocultó nada.

Por cierto, neta que nos cae bien el diputado Martín Matrecitos, cuya condición de ser de los pocos de MORENA que le entiende a eso de ser legislador, esta ya en duda dados sus desbarres que derivan de sus afanes de ocupar una de las pistas del circo montado por la alcaldesa capitalina empecinada en regresar a la penumbra las noches en la capital del Estado.

La contratación y los términos de la misma para la instalación de nuevas luminarias y ampliar su cobertura, no fue una decisión unipersonal del entonces alcalde de Hermosillo, Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, si no que se trató de una acción colegiada donde la mayoría del cabildo la autorizó y que fue validada para efectos presupuestales, también por la mayoría de la anterior legislatura.

Acuerdan medidas para avanzar en el rescate financiero del ISSSTESON
y no habrá paro

Como está de moda, resulta una mamada exigir juicio político contra “El Maloro” por ese motivo, ya que en todo caso deberán enjuciar también a quienes respaldaron la propuesta en las instancias de representación popular en el cabildo y en el Congreso del Estado.

Y que ahora no se haga la que no sabía la alcaldesa, porque ese asunto fue muy polémico y quizás el más analizado en la historia reciente de la capital del Estado, tocándole a ella ser parte de dicho análisis cuando era diputada local del PAN, al grado tal de que prefirió estar ausente de la sesión que aprobó el trámite y no tener que votar en contra como fue la instrucción de la dirigencia estatal, además que en el proceso entrega-recepción profundizo en el conocimiento, se supone, de dicho tema y no dijo nada.

Por lo demás, hubo acuerdo en el diseño de acciones para avanzar en el rescate financiero del ISSSTESON y con ello quedó en nada el amago de paro general con que amenazaron sindicatos cuyos miembros son afiliados al organismo, en una operación de precisión quirúrgica realizada por el secretario de gobierno, Miguel Ernesto Robles Pompa; el titular de Hacienda, Raúl Navarro Gallegos y el meramente de esa noble institución, Pedro Angel Contreras.

Entre los acuerdos está el cumplimiento estricto de los términos de la ley 38 para el pago de cuotas de los derechohabientes y de las aportaciones de la parte patronal, así como la derivación inmediata al ISSSTESON de las retenciones que realiza la Secretaría de Hacienda.

Claudia Pavlovich

Eso es para abrir boca, quedando pendiente si los sindicatos de la Universidad de Sonora harán su parte para que sus cuotas sean iguales a las que paga el resto de la derechohabiencia, reactivándose la propuesta de subastar bienes transferidos al instituto por el gobierno del estado, para restituir los casi dos mil 100 millones de pesos que se perdieron durante el gobierno de Padrés y que debieron ir al Fondo de Pensiones.

No tenemos idea cuál sea el valor de los estadios Héctor Espino y el Tomás Oroz Gaytán en Hermosillo y Ciudad Obregón respectivamente, así como un terreno aledaño al aeropuerto de la cabecera municipal de Cajeme, pero sin duda será una buena lana que se manejará a través de un fideicomiso.

Además de la asignación los 480 millones de pesos de ahorros de gasto corriente que tuvo el gobierno estatal el año pasado para cubrir parte del déficit operativo del organismo, se programará una asignación mensual de 48 millones de pesos para garantizar el suficiente abasto de medicamentos en las farmacias, en el merco de un todo que ya se venía prefigurando por la gobernadora Claudia Pavlovich para restituir la salud financiera de la instancia que atiende a 180 mil sonorenses.

Y déjenme decir que José María Armenta, mejor conocido como “El Chema”, es un bato a toda madre, de buena cuna, bien nacido, preparado en la academia, carrillero y siempre inquieto, pero sobre todo es nuestro amigo, así como lo es su señor padre del mismo nombre.

Increíble el sobredimensionamiento que provocaron las redes sociales a un simple chacoteo en el curso de un programa de Telemax frívolo y de baja audiencia, derivando en que este aún joven sonorense entregara la bola y dejara espacios en esa televisora, en Radio Sonora y como la voz oficial de los actos de la gobernadora Claudia Pavlovich.

José María Armenta

Por supuesto que nunca estaremos de acuerdo en el hostigamiento de género, pero para calificar así en este caso, se tendría que ir a los antecedentes de la dinámica en la interacción y llevadas entre quienes intervienen en ese programa televisivo, aunque como sea, los excesos son el signo de estos tiempos, cuando una imprudencia baladí genera decisiones tan drásticas. Te saludo con afecto compa Chema.

Para cerrar estos Entretelones, desde la delegación de la Secretaría de Bienestar Social en Sonora, reportan que sigue el pasmo, la parálisis absoluta en esa dependencia federal, sin que su personal intervenga para nada en el levantamiento de los censos, ignorándose aún si a los militantes de MORENA que lo hacen, les pagan en ese partido o en la antes SEDESOL.

Lo único concreto es el nombramiento de Jorge Taddei, ya que ni quien se hace pasar como subdelegada de administración, María Teresa Carreón Romero, le han formalizado el cargo, aunque eso sí por sus pasillos pulula una caterva de personas que se ensaña con el personal, incluida la raza que por más de treinta años se ha partido el lomo a través de contratos por honorarios.

Eso de la cuarta transformación deberían entender que corrupción también es suplantar funciones y cobrar de oquis, además que no todos los trabajadores de la Federación en Sonora son corruptos y que no todos los que andan en MORENA son decentes.