Aprovecha este instante para agradecer a aquellos que están en tu vida pase lo que pase…

Aprovecha este instante para agradecer a aquellos que están en tu vida pase lo que pase…

Muchas personas forman parte incondicional de nuestra vida, nuestros familiares, amigos allegados, pareja, hijos, compañeros de trabajo y muchas otras

Si eres paciente en un día de ira superarás cien de tristeza
No permitas que lo que piensen los demás afecte tu vida
Familia, lugar de perdón

Muchas personas forman parte incondicional de nuestra vida, nuestros familiares, amigos allegados, pareja, hijos, compañeros de trabajo y muchas otras que se van sumando a nuestro entorno día a día, sin embargo, existen personas que además de formar parte de nuestras vidas, se toman realmente el tiempo de acompañarnos en nuestros pesares, de ser nuestro llamado paño de lágrimas, nos alientan, nos reconfortan y nos recuerdan constantemente el valor de la vida, incluso están allí para guardar silencio cuando es necesario.

Cuando bebas agua, recuerda la fuente. Proverbio chino

Generalmente no nos tomamos el mínimo espacio para dar gracias, gracias a quienes están pase lo que pase, que no hay discusión, distancia o situación, que haya permitido que se alejen de nosotros y que no tengan una palabra de aliento cuando lo hemos necesitado, gracias a quienes nos aman, sin juzgarnos, sin criticarnos, sin antagonismos y nos aceptan tal y cual somos.

Valorar estas personas en nuestra vida, es algo que por lo general no tenemos en cuenta, si nos tomamos unos segundos para pensar en ellos, para compartirles un mensaje de amor, de amistad, de corazón, nos daremos cuenta que hay muchas personas incondicionales en nuestras vidas, que tenemos mucho que agradecer y que es gracias a las acciones de esas personas que tenemos el valor de lo que verdaderamente amamos en la vida, una palabra, un simple gesto, que nos permita hacerles saber que realmente le agradecemos su existencia y compañía.

Tristeza

La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes. José Martí

Muchas veces, estos gestos parten de los seres más simples, la señora que nos lleva el café en la mañana y que aprende a conocer nuestro estado de ánimo y sin embargo guarda silencio, al portero de la escuela que sabe nuestro ajetreo cada mañana, a las maestras que se pintan las mejores sonrisas así tengan la peor noche, solo para recibir a nuestros hijos, a nuestras madres que siempre contestarán el teléfono así sepan mil veces que vamos a decir, a nuestros amigos incondicionales, esos que hacen espacios para escucharnos, que nos conocen y que siempre esperan el final del cuento para decirnos lo que indudablemente merecemos, gracias a nuestras parejas que están y que luchan a nuestro lado, gracias a cada compañía de nuestra vida…

El verdadero valor de las cosas, suele estar mucho más allá de lo que imaginamos, lo mismo ocurre con las personas, siempre terminamos sorprendidos al entender que la mayoría de las personas no son lo que realmente aparentan, simplemente debemos darles una oportunidad, seguramente hemos recibido muchas oportunidades de parte de los demás y no nos hemos percatado de ello, gracias por esto, por cada aprendizaje que nos han transmitido y que hemos sabido aprovechar.

Empezar

Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que paciente la sostiene. Rabindranath Tagore

Gracias a quienes nos han hecho cometer errores, pues nos hacen más sabios, a quienes han hecho nuestro mundo fácil, maravilloso, dichoso, porque nos motivan y nos estimulan a seguir hacia adelante, gracias incluso a quienes se presentan como enemigos y han actuado en nuestra contra, porque nos hemos hecho fuertes y mucho de control hemos debido aprender, además de que nos han ayudado a entender que las tristezas de la vida son mejores si se comparten, las penas pesan menos y las alegrías se disfrutan más.

Hoy abro un espacio para compartir mis gracias, a ti que siempre estás con tus pensamientos, preocupaciones, alegrías y tristezas, pero que indudablemente dejarás un gran vacío cuando no estés.

Gracias…

 

Tomado de: el rincón del Tibet.com