Alcaldías ruinas y reprobados por vísceras de diputados

Alcaldías ruinas y reprobados por vísceras de diputados

Que papel tan difícil el que le tocó jugar al país. Por un lado, el intento de ser solidarios y generosos para los miles de centroamericanos que integran la caravana migrante, pero ya hicieron enojar a Donald Trump, presidente de Estados Unidos quien amenazó con militarizar la frontera además de asegurar que el ingreso de esa gente a nuestro territorio es una emergencia nacional para su país pues en ella marchan terroristas de Oriente Medio

Tiene hambre la comunidad Seri, les urge ayuda
Emiliano Salinas renunció a la secta que explotaba mujeres ¿y es todo?
En duelo, se vivió Día por la Erradicación del Feminicidio y Desaparición de Mujeres ¿sí?

Juana María Olguín

Que papel tan difícil el que le tocó jugar al país. Por un lado, el intento de ser solidarios y generosos para los miles de centroamericanos que integran la caravana migrante, pero ya hicieron enojar a Donald Trump, presidente de Estados Unidos quien amenazó con militarizar la frontera además de asegurar que el ingreso de esa gente a nuestro territorio es una emergencia nacional para su país pues en ella marchan terroristas de Oriente Medio.

Muy a tono con su estilo golpeador Trump pasó de su reconocimiento y agradecimiento al gobierno mexicano y a los agentes federales, a la desacreditación de los mismos porque sostuvo que “la policía y los militares de México son incapaces de detener la caravana que se dirige a la frontera sur de Estados Unidos”.

De por sí poquito les falta a los funcionarios del sistema de inmigración en la frontera para ser más odiosos, pues que ya entraron en estado de emergencia. Gente en tránsito reportó que las medidas de seguridad para ingresar a aquel país se endurecieron. Se formaron largas filas y tardaron hasta tres horas más para ingresar. Verifican además de documentos migratorios, licencia y seguro de conductor. 

Cómo de ver dan ganas, anuncian que ya hay otra caravana en camino hacia la frontera sur de México, no pues que caray. Pesado paquete para los que se van y compleja tarea para los que llegan y con todas las praderas incendiadas y todavía esta carga política, económica, social encima.

Hago un paréntesis para anotar que la alcaldesa de Hermosillo, Célida López se dijo lista para recibir a la caravana migrante “con los brazos abiertas”. Tan linda ella, que dulce gesto para con los hermanos centroamericanos, ojalá que la señora primero se siente a contemplar el desastre que tiene de ciudad y la que es de su total responsabilidad no solo administrarla sino llevarla a la prosperidad y abundancia que anuncio en campaña.

Que entere lo que ocurrió en el poblado Miguel Alemán donde una menor de 14 años fue atacada con un cuchillo por un hombre, agresión que la puso al borde de la muerte, eso sin dejar de anotar el despojo a mano armada de un vehículo a una dama el pasado domingo por varios hombres y sin desmerecer, el asesinato a plena luz del día de un vecino de la colonia Olivares ayer lunes.

Es muy lindo que la munícipe se entusiasme por la llegada de ¿5 mil? ¿6 mil personas? a la ciudad, y hay que reconocer que tiene buen corazón, por cierto, ya iría a darle el pésame a los familiares de las dos personas que perdieron la vida luego de sufrir accidentes de tránsito en los mega baches. Que alguien le avise que ya no está en campaña, ahora tiene que trabajar y en serio para recuperar las calles convertidas en cráteres, además de poner en activo a su jefe de seguridad pública. 

No hay policía en la calle, salvaguardando vida y patrimonio de la población, solo agentes de tránsito terminando de torturar a la población ¿algo más que dar a los vecinos de estas tierras?

No sé si ya se enteraron, pero los legisladores por sus vísceras, sin recursos contables, técnicos, administrativos decidieron reprobar las cuentas públicas de algunos municipios, así que además de la ruina en que quedaron los ayuntamientos, deberán lidiar con ese estatus de riesgo que les aderezaron los diputados. La excusa que dieron para ello es que hay inseguridad y muchos baches ¡no les digo pues! El costo de su decisión irá a dar ¿a dónde? A la población, lo que incrementará los estados de endeudamiento de cada municipio.