Ahora simulan simulacros

HomeEntretelones

Ahora simulan simulacros

Antes de nada, no podemos dejar de lado la rústica patraña con la que en primera instancia pretendieron hacer pasar como empático al presidente ante los estragos que causa en México el Covid-19, para luego del ridículo causado, hacer un ajuste estratégico y reconocer que se trató de un simulacro

Lo que nos faltaba
La casa del ahorcado
Experimentos electorales

Antes de nada, no podemos dejar de lado la rústica patraña con la que en primera instancia pretendieron hacer pasar como empático al presidente ante los estragos que causa en México el Covid-19, para luego del ridículo causado, hacer un ajuste estratégico y reconocer que se trató de un simulacro.

Así las cosas, el único acto presidencial solidario hacia los miles de contagiados por ese virus y miles de familiares de víctimas mortales, resultó ser un simulacro y en una simulación, donde los simuladores posaron para las fotos y videos en los que aparecen un militar acostado con cubrebocas, una enfermera forrada de protección y un presidente como expectante a que el supuesto paciente estirara la pata.

Diseminada por fuentes oficiales, durante todo el día esa imagen voló en medios informativos y en redes sociales como un recorrido de supervisión del presidente Andrés Manuel López Obrador por un hospital reconvertido por el Ejército Mexicano, sin citar que se trataba de una simulación y no fue hasta que se divulgaron las inconsistencias de dicha imagen y otras de ese mismo recorrido, que debieron reconocer ese montaje tan rústico.

No debe extrañar tan lamentable simulación y simulacro, porque si de algo se trata el gobierno encabezado por López Obrador, es simular, aparentar para ocultar; hacer como que se hace sin hacer nada; hacer creer que se apoya mientras se desgracia la vida de miles, hasta llevar a que ya tengan a un México desgarrado por sus incompetencias en materia de salud, económica y de seguridad pública.

Doña Sandoval y su marido, con más propiedades que la moringa

Desde nuestra perspectiva, la mayor engañifa y simulación es pretender hacerse pasar por revolucionarios y vaya que conocemos a bastantitos de esos especímenes que hasta no hace ni tanto abrevaban de las alcantarillas de la derecha conservadora y que al calorcito de la riqueza que emanan las arcas de la 4T, se han convertido en sus incondicionales propagandistas, que en el caso de comunicadores resultan más patéticos.

Las últimas novedades de la nueva burocracia gobernante comprueban que resultan más de lo mismo, donde una enriquecida casta releva a otra y no dejan mentir revelaciones respecto a la acumulación de dinero donde integrantes del gabinete presidencial forman parte de la aristocracia financiera de este país, sin importarles sus alocadas tesis respecto a que toda riqueza acumulada es proporcionalmente producto del despojo que han sufrido los pobres.

Irma Eréndira Sandoval y su esposo de apellido gabacho, pareja ultraradical de la izquierda tienen propiedades inmobiliarias millonarias, que según ellos son producto de donaciones, herencias y demás; Manuel Bartlett ya se sabe que tiene más propiedades que la moringa y el nopal juntos y es el más claro ejemplo del tortuoso tránsito de la ultraderecha represora a la izquierda libertaria.

Hoy nos amanecimos con la novedad que Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública Federal, en el 2019 tuvo ingresos por siete millones 164 mil 450 pesos y que la de Gobernación, Olga Sánchez Cordero recibió casi 11 millones de pesos de ingresos ese mismo año, que en el caso del primero, valga destacar que en Hermosillo posee residencia en exclusivo vecindario y una casa a la orilla de la playa en Bahía e Kino, así como edificios en renta en la capital de Sonora.

Adalides del proletariado. Doña Olga y Don Alfonso con millonarios ingresos

Esos, entre otros, son los adalides de los pobres que se dedican a enriquecerse más, mientras simulan cumplir con sus responsabilidades burocráticas, así como López Obrador simula combatir la corrupción alcahueteando a corruptos; así como Durazo simula combatir al narco y la delincuencia organizada sin hacer absolutamente nada; así como simulan promover la igualdad acendrando desigualdades; así como simulan esfuerzos en contra de la discriminación, discriminando, y en fin, que simulan combatir la pobreza enriqueciéndose a costa de los pobres.

Pero mejor vamos hacer un paréntesis para abordar un tema amable ya que no todo está podrido en Babilonia y en medio de esta crisis de perversión de valores que se promueven desde lo más alto de la estructura del poder de este país, hay cosas buenas que comentar, ya que en medio de la embestida de la pandemia por el Coronavirus, en Sonora se atiende, se promueve y se impulsa la buena marcha de sectores como el educativo y no se diga la heroica lucha que despliega el sector salud para salvar vidas o en el rubro económico para propiciar condiciones adecuadas para la reactivación de empresas.

Por el impacto generacional, de destacarse que a pesar de las tan difíciles condiciones y aprovechando las nuevas tecnologías de la comunicación, se logró concluir el ciclo escolar para la educación básica y media superior y ya se avanza en los procesos de reinscripción y preparativos para el siguiente.

Motivo de orgullo lo es sin duda el que a pesar de la contingencia sanitaria, Sonora se ubica hoy en la primera posición nacional en Matemáticas y Lenguaje y Comunicación, de acuerdo al resultado de la Prueba Planea Sonora 2020, como lo informó la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y vale destacar que en el 2015 el estado ocupaba el último lugar en ese rubro.

Víctor Guerrero

Ese logro es producto de la capacidad de aprendizaje y desarrollo académico de la juventud y niñez sonorense y de las efectivas estrategias para la aplicación de pedagogía avanzada, acompañamiento y organización que ha consolidado en todo el sector, la Secretaría de Educación y Cultura a cargo de Víctor Guerrero González, quien por lo regular es portador de buenas noticias, las cuales son como oro molido en estos tiempos.

Y como no va ser así luego de los múltiples avatares que derivan de la extendida cuartentena hasta más de tres meses, y contando; los saldos de muertes y contagios por el Coronavirus; la incertidumbre económica que deriva de la crisis sanitaria; los dislates presidenciales; la explosiva escalada de hechos de violencia por todos los rumbos del Estado, con amplias zonas en calidad de tierra de nadie con la impune y pública presencia del ejército del narco.

Al menos en manos de Sonora y de su gobierno, así como de ayuntamientos, está atender y tratar de mitigar la expansión de la pandemia y se hace lo que se puede en ese sentido; también se hace lo que se puede y hasta donde alcance el cuero, para mitigar los efectos en la economía debido a restricciones de movilidad social, temas en que la Federación dejó de importarle.

También en seguridad se hace lo que se puede, pero en ese tema francamente hay abismal desventaja para el Estado frente al poder de fuego de la delincuencia, su operación desde el clandestinaje; su inagotable financiamiento y a la fallida alcahuetería presidencial con todo y sus abrazos en lugar de balazos; reparto de impunidades con todo y saludo a la madre del capo mayor, además de privilegiarse los derechos humanos de delincuentes por sobre los de sus víctimas.

Claudia Pavlovich

Hace un año, Durazo Montaño encabezó en Guaymas una reunión donde además de anunciar la militarización de policías municipales, alardeó de su conocimiento respecto a las bandas que operan en Sonora, sin faltar su cantaleta de que en lugar de la confrontación a balazos, se trabaja en acabar con las fuentes de financiamiento que les permiten operar, además de que se atacan las condiciones de origen por las que se nutren esas bandas, dada la falta de oportunidades de la juventud.

Pues a partir de dichos aspavientos, al menos en Sonora las cosas han empeorado, con más muertos, más violencia, más desaparecidos, más hallazgos de fosas clandestinas, más delincuencia y mayor incertidumbre ciudadana, frente al fracaso de una fantasmagórica y ausente Guardia Nacional, e inoperante Fiscalía General de la República, tocando a las autoridades del Estado y los ayuntamientos enfrentar ese flagelo que prácticamente todos los días se hace sentir.

En otras palabras, las dádivas asistencialistas no compiten con el espejismo monetario que ofrecen los narcos a los jóvenes; el fuchi, el guácala y los abrazos en lugar de balazos solo son motivo de pitorreo; la militarización de mandos policiacos municipales resultó más de lo mismo y para nada se observan resultados de inteligencia para cortar el suministro financiero de las bandas.

Al sur de empalme automovilistas fueron despojados de sus carros cuando transitaban por la carretera de cuatro carriles; en Guaymas es ejecutado un sujeto que alardeaba de altos vuelos en la Marina, FBI y la DEA y resulta que disponía para su servicio un lujoso automóvil con reporte de robo; en Caborca bandas criminales protagonizaron cruento enfrentamiento que por lo pronto dejó una pila de cadáveres sobre la carretera a Sonoyta.

Caborca bajo fuego

El fracaso de Durazo en su responsabilidad es incuestionable, pero eso no lo limita para promover estrategias mediáticas para que se divulguen sus reuniones con actores políticos del Estado, con quienes aseguran hace amarres con miras a la definición de lo que considera segura candidatura a la gubernatura de Sonora, mientras deja una estela de muerte a su paso.

Por cierto, repelente la desfachatez con que personajes de la 4T exigen a la autoridad estatal atender esa criminal problemática y por supuesto, en sus mañosas catilinarias, Wendy Briseño o Lorenia Valles, floreros en la legislatura federal, para nada aluden responsabilidades de Durazo y la federación sin importar que se trate de obvia delincuencia organizada y que sus actos sean en vías federales.

Wendy Briseño

Por cierto, en el alud de información relativa a la violencia del viernes por la noche en Caborca, se divulgó que uno de los objetivos atacados fue la residencia de Abraham Mier Nogales, delegado federal, en la región; secretario Técnico del Ayuntamiento y diputad federal suplente e incluso se dijo que había sido asesinado.

Afortunadamente nada hay de eso hasta donde sabemos, ya que si así fuera otra cosa estuviera pasando, ya que el también conocido como “El Cubano” es amigo personal de Durazo; también de David Alfonso González Morillas, operador financiero del de Bavispe, además de haber sido el estratega con el que Daniel Baranzini pretendió llegar a la presidencia de la UGRS.