12 dolores comunes, lo que significan y cómo sanarlos

12 dolores comunes, lo que significan y cómo sanarlos

¿Sientes algún dolor y quieres saber lo que significa para poder empezar a sanarlos? Descubre estos 12 dolores comunes, sus significados emocionale

No esperes ver crecer flores donde nunca plantaste una semilla…
Confía en el proceso de la vida, estás justo donde debes estar
Te deseo lo suficiente

¿Sientes algún dolor y quieres saber lo que significa para poder empezar a sanarlos?

Descubre estos 12 dolores comunes, sus significados emocionales y cómo sanarlos:

1. Dolor de cabeza

Aunque normalmente las migrañas se consideran una condición genética, este dolor tiene mucho que ver con tu ritmo de vida. Quizás tienes una gran carga de trabajo, vives bajo mucha presión, o sientes que estás cargando con muchas responsabilidades.
La mejor forma para solucionarlo es haciendo ejercicio. Puede parecer contradictorio, pero esto te permitirá liberar todas las tensiones internas que tienes.

2. Dolor en el cuello

Cuando sientes molestias en el cuello, usualmente es porque estás pasando por una etapa de tu vida en la que tienes pensamientos o sentimientos de resentimiento contigo mismo. Quizás te estás culpando por algo que crees que hemos hecho mal, de pronto tienes demasiadas preocupaciones en tu cabeza, quizás te estás presionando mucho a ti mismo.
Para sanar el dolor en el cuello, saca un rato para pensar sobre tu situación actual. Haz tiempo para ti mismo: procura irte a algún lugar que te encante, donde puedas estar en paz y sentirte tranquilo. Medita, escribe y re-conéctate contigo mismo. ¡Te sorprenderá lo aliviado que te sentirás!

3. Problemas en los hombros

Cargamos nuestros problemas en nuestros hombros. De ahí la expresión de “cargar el mundo sobre tus hombros”. Las tensiones cotidianas se traducen en dolores en esta área. En general, los problemas en los hombros tienen que ver con la exigencia desmesurada hacia ti mismo. A veces creemos que, al hacernos cargo de más cosas, somos más responsables o mejores personas. Sin embargo, al hacer esto, ponemos en riesgo nuestro propio bienestar, lo cual es extremadamente arriesgado.

Para sanar estas molestias, recuérdate a ti mismo que no es tu responsabilidad cargar con los pesos de los demás. Cada quien es responsable de sí mismo, de la misma manera que, antes que nada, tú eres responsable de tu propio bienestar. Analiza la forma como alguien más podría apoyarte con las cargas que te están perjudicando. ¡Si no lo haces, tu vida será insoportable y no podrás disfrutarla!

4. Dolor en la espalda alta

La espalda alta se relaciona con la falta de apoyo emocional. Las personas que sienten dolor en esta zona pueden estar sintiéndose poco queridas, poco apoyadas, o pueden necesitar que alguien que les dé una mano de ayuda.
Para aliviar los dolores en la espalda alta, podrías acercarte a tus familiares y amigos cercanos y compartir más con ellos, con la esperanza de que esas relaciones sanen lo que te está doliendo. Nunca lo olvides: ¡el amor y el cariño con milagrosos! Si tienes pareja, apóyate en ellos, y convertirás esta situación en una oportunidad para que tu relación crezca y se fortalezca.

5. Dolor en los codos

El dolor en los codos es el resultado del miedo a los cambios. Quizás te estás resistiendo a dar un paso adelante porque te da miedo no saber qué pasará, o cómo resultarán las cosas.
Para aliviar el dolor en los codos, recuérdate a ti mismo que la causa de tu malestar es tu miedo. Aprende a no temer tanto: ¡después de todo, si lo que te propones no sale bien, de igual forma habrás aprendido de ello, sí que no hay más motivos para no intentarlo!

6. Problemas en las manos

Si te duelen las manos, podrías estar pasando por un momento de tu vida en el que te cuesta establecer lazos afectivos con algunas personas: con tu pareja, con tus amigos, o con familiares.
Para calmar ese dolor, identifica qué relaciones o lazos afectivos de tu vida requieren trabajo, y busca una manera de intentar mejorarlos. También podrías intentar conocer a gente nueva para ampliar tus círculos sociales.

7. Dolor en la espalda baja

La mayoría de las veces los dolores lumbares son causadas por preocupaciones económicas. Cuando una persona está muy estresada por el dinero, tiene una tendencia a sufrir de esta zona.
Si estás teniendo problemas económicos, organiza mejor tus finanzas haciendo la cuenta de cuánto ganas, cuánto son tus gastos fijos y creándote un presupuesto diario, semanal y mensual. También podrías intentar ahorrar en cosas innecesarias, o buscar ingresos adicionales haciendo cosas que te gustan.

8. Problemas de cadera

El miedo al cambio y al movimiento puede manifestarse en la rigidez o dolor de las caderas, en especial el miedo por el futuro. El dolor o la rigidez en las caderas puede significar que la persona está oponiendo resistencia al flujo de la vida y no quiere tomar decisiones que lo comprometan.
Para sanar los problemas de cadera, intenta abrirte a cosas insospechadas: ¡oblígate a tener más aventuras y a probar cosas nuevas! Recuerda: el miedo es lo que más daño te está causando. ¡Así que ten fe en el futuro y renuncia a la necesidad de controlarlo!

9. Dolor en las rodillas

El dolor en las rodillas puede indicar que hay problemas con el ego, como por ejemplo la vanidad o un orgullo tan grande que las personas se vuelven incapaces de “arrodillarse ante otro”.
Para ayudar a sanar los dolores y problemas de rodillas, es bueno aprender a tener más humildad y sacar espacios para la reflexión. Es importante dejar de mirarse tanto a uno mismo, y más bien aprender a contemplar el entorno y cómo funciona sin que uno tenga que hacer nada al respecto. Reconocer las virtudes de los otros también podría ser un buen ejercicio.

10. Dolores en las pantorrillas

Si estás sufriendo de dolores en las pantorrillas, quizás estás pasando por una situación en la que sientes celos y resentimiento hacia otra persona.
Para sanar, podrías hacer un replanteamiento de tu vida: pon en una balanza lo que quieres y lo que no quieres, y aprende a darte cuenta de todo lo que te está haciendo daño. Cuando lo tengas claro, toma una decisión para proteger tu bienestar.

11. Problemas en los tobillos

Los tobillos se relacionan metafísicamente con el placer. Si estás sufriendo de dolores en los tobillos es posible que estés pasando por un momento en el que te estás privando de muchos placeres, y no estés disfrutando de tu vida.
Para sanar el dolor de tobillos, aprende a no cohibirte tanto: déjate llevar, haz lo que tengas ganas de hacer y permítete disfrutar de las alegrías de la vida.

12. Dolores en los pies

Los pies se relacionan con la manera que te trata la gente que te rodea. Si estás teniendo problemas o dolores en tus pies, quizás estés viviendo una etapa de mucha negatividad, sea en casa, en tu familia, en tu pareja, o en tu lugar de trabajo. Esa negatividad te pisotea y te afecta física, mental, emocional y hasta espiritualmente.

Para sanar, intenta pensar siempre con optimismo y ser más positivo. Recuerda: ¡pase lo que pase, siempre hay un aprendizaje, siempre hay una solución, así que no te preocupes tanto! ¡Enséñate a valorar los pequeños detalles y bendiciones que tienes en tu día a día, y no sólo sanarás tus pies, empezarás a ser mucho más feliz y sanarás tu vida!

Cuando contamos con una buena salud, podemos disfrutar de la vida al máximo. ¡No esperes ni un minuto más para empezar a curar los dolores que te han estado agobiando!

Tomado de: el rincón del Tibet.com

COMMENTS