100 MP ¡para correr 139 policías! En medio de la tempestad

100 MP ¡para correr 139 policías! En medio de la tempestad

¿Porque Honduras puede y México no? La fiscalía de Honduras solicitó el martes una pena de 77 años de cárcel para la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo, esposa del ex presidente Porfirio Lobo (2010-2014), luego que la encontraron culpable de 11 delitos relacionados con actos de corrupción

Cayó director del Cereso de Obregón, salvo eso ¡todo sigue igual!
El secuestro de la verdad por la clase política ¡Un lastre!
¿Reportan 400 casos de violencia contra niños y ancianos cada mes? ¡Es un desastre!

Juana María Olguín

¿Porque Honduras puede y México no? La fiscalía de Honduras solicitó el martes una pena de 77 años de cárcel para la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo, esposa del ex presidente Porfirio Lobo (2010-2014), luego que la encontraron culpable de 11 delitos relacionados con actos de corrupción. Una de las denuncias afirmaba que se habría presentado en una institución financiera a retirar dinero equivalente a más de 500.000 dólares para luego depositarlos en su cuenta personal. 

El portavoz de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Silva, confirmó que el próximo 4 de septiembre se llevará a cabo otra audiencia en la que se dictará la sentencia para Bonilla de Lobo. El pasado 20 de agosto, la ex primera dama fue declarada responsable por tres delitos de apropiación indebida continuada y ocho delitos de fraude.

Pueden creer que en Honduras lleven a juicio a una primera dama, acá en México ni siquiera a un alcalde se le juzga, el colmo que a un cochino y lépero ex gobernante en Sonora no pudieron enjuiciar como se debe, simple y llanamente por todo lo que se robó ¿Qué hay en este país que impide ejercer la ley en contra de quien atenta contra el patrimonio público, desde el poder? Instituciones, al país le falta un sistema judicial despolitizado. Que obedezca al principio de la ley y no a la partidocracia. 

Qué lástima me da mi amado país y que en días aciagos como el amanecer de este miércoles que para donde voltees hay sangre derramada y Andrés Manuel López Obrador cree que tiene tiempo  de entrarle a un pleito local, allá en Veracruz, entre el gobernador y su fiscal. Me parece que es faltarle al respeto a los 26 muertos y 13 heridos que en un solo golpe mortal arrojó en Coatzacoalcos un ataque. La autoridad federal, debe por sobre todas las cosas abonar a la conciliación o bien, enjuiciar al que trabaja mal. Pero no haces más conflicto y menos encima de los cadáveres.

No hay forma de entender los ataques brutales que se suceden en el país y que ha dejado una estela de muerte infausta en toda la nación ¿y se fijan? No hay pésames para las familias de los caídos de esta guerra que se vive aquí, no hay asistencia emocional, económica para los sobrevivientes. Solo se abona al conflicto, que lleva a nada ¿Qué debe suceder? ¿Declarar un estado de crisis por el ataque terrorista de estos grupos criminales? 

Ese es el grandioso y gran plan de los mentados militares en seguridad pública, correr a los policías que reprobaron el examen de control y confianza. Quiero que entiendan que cualquiera de nosotros, el más picudo lo reprueba. Al final no significa nada esa evaluación. Hay quienes “salieron” bien y hacen cada maldad. 

Que ocupa 100 millones de pesos (MP) dijo la alcaldesa, Célida López para despedir a 139 elementos y el pretexto es que reprobaron el examen de control y confianza. Casi puedo jurar que si el titular de seguridad pública Gilberto Landeros y la presidenta municipal lo reprobarían. Es un atentado a la sanidad mental, al equilibrio humano, a la autoestima, que nada tiene que ver con ser honesto, responsable, pulcro.

Por eso está como está el país, nadie sabe cómo resolver la pavorosa inseguridad. Nosotros recemos y hagamos el esfuerzo en ser mejores cada día. Ayuda al prójimo hasta donde sea posible y respeta siempre su libre albedrio.